El actor estadounidense Harrison Ford se encuentra estable y fuera de peligro tras haber sufrido un accidente con una avioneta que él mismo pilotaba en la ciudad de Los Ángeles. "Sufrió golpes y recibe atención médica en el hospital. Pero las heridas que presenta no ponen en peligro su vida y se espera que se recupere completamente", explicó su representante, Ina Treciokas.

El accidente tuvo lugar en un campo de golf de la localidad de Venice, muy cerca del aeropuerto de Santa Mónica (California), desde donde había despegado la avioneta unos minutos antes. 

Ford, experimentado piloto, se estrelló contra un árbol. El motor del aparato, un modelo que se usaba para entrenar pilotos en la Segunda Guerra mundial, falló tras el despegue y el actor se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia.

Dos médicos que se encontraban en el campo de golf habrían atendido en primera instancia a Ford, de 72 años, que sufría múltiples heridas en la cabeza.

Patrick Butler, del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, indicó que el paciente se encontraba "alerta, consciente y respirando" en el momento de ser atendido por el equipo de emergencias.

El intérprete, que era la única persona a bordo de la aeronave, fue estabilizado en la escena del suceso y trasladado de urgencia al hospital de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"Llegué cuando ya habían transportado a Ford, pero sé que sufrió heridas en la cabeza y que dos médicos que estaban en el campo de golf fueron los primeros en asistirle", manifestó el comisionado de la ciudad de Santa Mónica, Phil Brock.

Heridas leves

En un primer momento, el departamento de Bomberos de Los Ángeles informó de que un hombre, único piloto del avión, había resultado "herido crítico", aunque después los bomberos rebajaron la gravedad de las heridas sufridas por el actor, señalando que son "de carácter leve a moderado".

Poco después, su hijo Ben Ford escribió en Twitter un mensaje en el que explica que el actor está bien a pesar de los golpes: "Mi padre está bien. Golpeado, pero bien. Es todo lo hombre que pensáis que es. Es un hombre increíblemente fuerte".

También su amigo y  productor de la saga de Indiana Jones, Frank Marshall, usó su cuenta de Twitter para tranquilizar a la opinión pública sobre el estado de salud del intérprete.

"Feliz de comunicar que Indy está bien"

No es la primera vez que Harrison Ford sufre un percance similar. Un avioneta que pilotaba en el verano de 2000 también se estrelló en Lincoln (Nebraska), pero el actor no sufrió heridas.

También tuvo un incidente en octubre de 1999, mientras llevaba a cabo maniobras de emergencia en un helicóptero