Con el 100% de los datos escrutados, la izquierda abertzale ha incrementado su apoyo en estos comicios municipales y forales respecto a las últimas citas electorales y ha logrado, a través de ANV, asegurarse 25 alcaldías.

La suma de los votos de ANV y de los sufragios nulos en las elecciones municipales sitúa el apoyo a la izquierda abertzale en torno a los 160.000 votos, una vez restada una cantidad aproximada de voto nulo estructural en torno a los 5.000 votos, lo que significa un notable aumento respecto a los 131.593 votos nulos que se contabilizaron en los comicios forales de hace cuatro años y algo más que los 150.644 apoyos que recibió la candidatura de EHAK en las autonómicas del 2005, el precedente más cercano.

No obstante, la izquierda abertzale sigue lejos de sus mejores datos, ya que en las elecciones municipales y forales del año 1999, Euskal Herritarrok logró sumar más de 228.000 votos en todo el País Vasco.

Presencia institucional

La izquierda abertzale ha recuperado presencia institucional, al asegurarse 25 alcaldías, 10 de ellas en Guipúzcoa, 6 en Vizcaya y una en Alava (Aramaio) y obtener un total de 336 concejales en la Comunidad Autónoma Vasca.

Ademas, ANV ha recuperado alcaldías como las guipuzcoanas de Lezo y Oiartzun, que estaban en manos de la coalición PNV-EA y ha obtenido importantes victorias con mayoría simple en municipios significativos como Arrasate, Hernani o Pasaia, en Guipúzcoa, o Elorrio, en Vizcaya.

Ha regresado a las Juntas Generales de Álava, donde ANV concurría en dos circunscripciones en las que ha logrado 4 procuradores, y también a las de Vizcaya, con un apoderado procedente de las Encartaciones, única comarca en la que pudo presentarse.

Guipúzcoa ha vuelto a ser el territorio en el que más fuerza ha mostrado la izquierda abertzale, al sumar más de 76.000 votos en las municipales y más de 72.000 en las de las Juntas (siempre teniendo en cuenta la suma de ANV más los nulos), con lo que se habría situado en la segunda posición tras el PSE/EE, con alrededor del 21% de los votos, si éstos sufragios hubieran sido legales.

Estas cifras superan a los 63.938 votos nulos de las forales de 2003 y a los 70.834 apoyos obtenidos por EHAK en las autonómicas de 2005, a pesar de que la abstención ha sido muy superior en la jornada de hoy.

En Vizcaya el voto de ANV y el nulo ha superado los 71.000 sufragios, tanto en las municipales como en las forales, con lo que se habría situado como cuarta fuerza política, por detrás del PNV, el PSE/EE y el PP.

Por último, en Álava ANV se ha hecho con algo más de 13.113 votos en las dos circunscripciones que se presentaba a las elecciones forales, con lo que se ha situado como cuarta fuerza política.

A estos datos hay que sumar los votos nulos del resto de circunscripciones, lo que sitúa el total de votos de la izquierda abertzale en Álava en torno a los 16.000 sufragios.