Calle Serrano, en Madrid
Calle Serrano, en Madrid. Google Maps

A la hora de alquilar vivienda, en España la diferencia entre la calle más cara y más barata puede alcanzar los 5.601 euros. Es la diferencia que refleja el informe “Máximos y Mínimos 2014″ de la tasadora inmobiliaria Tecnitasa.

El precio de alquiler más caro se paga en la calle Serrano, en Madrid, a 5.760 euros al mes, mientras el más barato se encuentra en la zona del Estadio, en Castellón, por 119 euros al mes. El estudio señala que el metro cuadrado más caro se sitúa en Madrid, Barcelona, Pamplona, Santander, Marbella o Cádiz, donde se paga a más de 17 euros al mes. En el lado opuesto, en ciudades como Castellón, Elche, Huelva, Almería, Granada o Torrent, en Valencia, el metro cuadrado de alquiler cuesta menos de 2 euros al mes.

Se observa una tendencia a la estabilización en los precios del alquiler”El director técnico de Tecnitasa, Fernando García Marcos, considera que “se observa una tendencia a la estabilización en los precios del alquiler” y añade que aunque “los descensos continúan dominando, son menos pronunciados que en otros años y se producen en las zonas más caras”.

Por tanto, en ciudades como Badajoz, Burgos o Santiago de Compostela los precios caen cerca del 20% con respecto al ejercicio anterior, aunque los descensos “son más moderados” que en 2013, subrayado la tasadora.

En la actualidad, Madrid es la ciudad de España con mayor brecha inmobiliaria, la cual asciende a 5.500 euros al mes entre una vivienda en Serrano y otra en San Cristóbal de los Ángeles. Le sigue Barcelona con 3.990 euros al mes entre el precio de una vivienda de alquiler en el Paseo de Gracia y otra en el barrio de Besós.

Por el contrario, la ciudad con menor brecha es Soria, en la que la diferencia entre el piso de alquiler más caro y el más barato es de 165 euros al mes.