barcelona
Una mujer acompañada de sus perros emite su voto en el barrio de Les Corts, en las elecciones municipales que se celebran hoy. Julián Martín/EFE

La participación electoral en la ciudad de Barcelona a las cuatro de la tarde está siendo la más baja de los últimos 16 años con un porcentaje del 32,9%, según los datos del ayuntamiento de Barcelona.

Esta cifra supone ocho puntos menos que en las elecciones municipales del 2003 que a esta misma hora había votado el 41,3% de los votantes de la capital catalana.

En el conjunto de Cataluña se ha producido la participación más baja de la historia de las elecciones municipales
En el conjunto de Cataluña los datos recogidos a las 14 de la tarde muestran que la participación en estas elecciones municipales están siendo la más baja de la historia con un 29,48% de participación, tres puntos por debajo de las anteriores elecciones de 2003.

Habría que remontarse al año 1987 para encontrar una participación tan bajo a las dos de la tarde.

En la mayoría de municipios el porcentaje de participación a las 14 horas había bajado entre 3 y 5 puntos.

La climatología juega en contra

El tiempo está jugando en contra de las elecciones ya que a pesar de que el día en Cataluña se había levantado con unas temperaturas por debajo de los 10 grados pero a medida que transcurría la mañana el cielo se ha ido abriendo y el calor ha hecho su presencia con temperaturas superiores a los 22 grados.

Los ciudadanos han preferido la playa que acudir a los colegios electorales.

El análisis de Maragall

El ex presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha relativizado la baja participación prevista para esta jornada electoral y ha afirmado que este fenómeno se explica porque los ciudadanos perciben que las cosas "no van tan mal" y no estamos delante de "una emergencia nacional".

El actual presidente, José Montilla, ha manifestadi que la abstención perjudica de igual manera a todas las fuerzas políticas al mismo tiempo que animaba a los ciudadanos a acudir esta tarde a los colegios electorales.

Jordi Pujol ha destacado después de votar la importancia de ejercer el derecho de voto y ha afirmado que "la salud de la democracia consiste en que la gente se crea que tiene alguna cosa que decidir"