Netanyahu: "La batalla con Estado Islámico no debe hacer que Irán sea amigo de EE UU"

  • El primer ministro israelí comparó en el Congreso de EE UU la situación con una competición entre Irán y los yihadistas radicales por la corona del islam.
  • "Acabar con Estado Islámico y dejar que Irán consiga armas nucleares sería ganar una batalla pero perder la guerra", dijo el líder israelí.
  • "No podemos apostar la seguridad mundial a la esperanza de que Irán cambie a mejor", reiteró entre aplausos.
  •  Obama dice que Netanyahu no ofreció "alternativas viables".
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (c) saluda a varios congresistas tras su discurso ante el Congreso en el Capitolio de Washington DC, Estados Unidos.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (c) saluda a varios congresistas tras su discurso ante el Congreso en el Capitolio de Washington DC, Estados Unidos.
EFE

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró ante el Congreso de Estados Unidos que el pueblo judío sufre "otro intento de destrucción" en referencia a las intenciones del Gobierno iraní de desarrollar un proyecto nuclear. "El régimen de Irán es tan radical como siempre. (...) La batalla entre Irán y Estado Islámico no debe convertir a Irán en un amigo de Estados Unidos", insistió Netanyahu sobre la nueva amenaza del grupo yihadista, también enfrentado con Teherán.

"En lo que respecta a EI, el enemigo de tu enemigo es tu enemigo", afirmó el líder israelí, que insistió en que "acabar con EI y dejar que Irán consiga armas nucleares sería ganar una batalla pero perder la guerra".

El político comparó la situación con un competición entre Irán y los yihadistas radicales por la corona del islam militante, en un "mortal Juego de Tronos". Netanyahu subrayó que las negociaciones nucleares con el régimen del ayatolá Jamenei del Grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido más Alemania) no implicarían la demolición de las instalaciones de enriquecimiento de uranio en suelo iraní, sino que estarían bajo la supervisión de inspectores.

"Este acuerdo no acabará con las armas. Acabará con el control de las armas", dijo el primer ministro, que puso el acento sobre una de las disposiciones tratadas en las conversaciones del acuerdo sobre el levantamiento de restricciones a Irán en un década si cumple los requisitos.

"Irán puede conseguir la bomba (nuclear) quebrando el acuerdo, pero también puede conseguirla cumpliendo los términos", apuntó Netanyahu, al reiterar la laxitud de la supervisión que, según él, están considerando en los diálogos.

Por ello, el primer ministro israelí llamó a buscar un "acuerdo mejor", ya que, según aseguró, "es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo" nuclear.  "No podemos apostar la seguridad mundial a la esperanza de que Irán cambie a mejor", reiteró entre aplausos.

Respuesta de EE UU

El Gobierno de EE UU calificó de retórico y carente de alternativas el discurso del primer ministro israelí ante el Congreso en Washington. Exigir que Irán "se rinda no es un plan", comentó en un comunicado un alto funcionario estadounidense que pidió no ser identificado. "Hemos sido absolutamente claros sobre que las actuales negociaciones están a punto de evitar que Irán obtenga un arma nuclear. Estas negociaciones no son una apertura a la reconciliación con Irán", subrayó la fuente.

Además, el alto funcionario matizó que el Gobierno estadounidense "no confía" en el régimen de Teherán, como aseguró Netanyahu, sino que está "insistiendo en una transparencia sin precedentes" y un seguimiento que permita "verificar que Irán cumple con sus obligaciones". "Hemos estado utilizando, y seguimos utilizando, la presión de las sanciones para lograr un buen acuerdo", agregó la fuente.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que Netanyahu no ofreció "alternativas viables" a las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear. En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, Obama dijo que no vio el discurso de Netanyahu, pero leyó después la transcripción. "No hubo nada nuevo", comentó Obama sobre la intervención de Netanyahu al anotar, en sintonía con el primer ministro, que "nadie puede poner en duda" que el régimen iraní "ha amenazado repetidamente a Israel". Obama recordó que hay unas sanciones vigentes que han "forzado" a Irán a negociar y que, durante un año y medio de conversaciones, el régimen de Teherán "ha congelado" su programa nuclear y se ha sometido a inspecciones no vistas antes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento