El capitán de la Guardia Civil y los tres agentes que han prestado este martes declaración en el Palacio de Justicia de Ceuta han defendido que actuaron conforme a lo que marcaba la normativa prevista ante la avalancha del 6 de febrero de 2014 en el Tarajal que provocó la muerte de quince inmigrantes, según la defensa del capitán.

La toma de declaración del primer grupo de 16 guardias civiles imputados por los sucesos ocurridos en la frontera ceutí se ha iniciado en la mañana de este martes con retraso por un fallo técnico en el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta.

Según han informado fuentes judiciales, las declaraciones del capitán jefe de la Compañía Rural de Seguridad —que era el primero en comparecer ante la juez— no han podido ser grabadas como consecuencia de un fallo técnico.

Esta situación ha provocado que el capitán jefe haya abandonado la sede judicial durante unos minutos para posteriormente volver a prestar declaración, una vez subsanado el fallo y que incluso tuviera que declarar en otra sala.

Las otras tres declaraciones de la jornada —correspondientes a tres guardias civiles— se han retrasado, según las mismas fuentes.

TSJA sostiene que se negaron a declarar

Según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el capitán y los tres agentes no han querido declarar ante el juez acogiéndose al derecho que les ampara.

Sin embargo, el abogado y portavoz nacional de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), Jesús Martín Vázquez, ha asegurado en rueda de prensa que el capitán ha respondido a "todas" las preguntas de la jueza y del Fiscal, y que pedirá el "archivo" de la causa una vez que se concluya la fase de instrucción, que ha calificado como "intachable".

El abogado ha dicho que el capitán, en contra del comunicado del TSJA, "ha aclarado todo lo que está claro en el propio expediente"El abogado ha dicho que el capitán, en contra del comunicado del TSJA, "ha aclarado todo lo que está claro en el propio expediente".

Una vez finalizadas las diligencias de investigación, ha comentado que solicitará no sólo el sobreseimiento de la causa, "ya que no hay una relación de causalidad", sino que llevará a cabo determinadas acciones contra aquellos que "han dicho falsos testimonios o declaraciones".

"No se pueden tolerar acusaciones gratis o infundadas porque están haciendo daño a los guardias y a sus familias y hay que exigir responsabilidades ya que los guardias tienen derecho de restituir su honor", ha advertido.

En su opinión, los guardias civiles que actuaron en la mañana del 6 de febrero de 2014 "cumplieron con la normativa y con su juramento ya que los guardias no están para cuestionar si unas normas son buenas o malas".

Los Guardias Civiles denuncian falta de "respaldo político"

Por su parte, el presidente nacional de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), Francisco García Ruiz, ha lamentado la falta de "respaldo político" a los guardias civiles y ha expresado el "firme apoyo" a los imputados "que sólo cumplieron con su trabajo que era impermeabilizar la frontera y impedir que se entre por donde no se puede entrar".

García Ruiz ha lamentado que se ha comentado entre los guardias civiles que quizás son "cabezas de turco" en este proceso y que ningún político "se haya acercado para darles una palmada en la espalda, quizás porque no se quieren ver mezclado ni que esto les salpique en época de elecciones".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.