Pasado el paréntesis de reflexión sabatina, la actividad política en España se reinició a las nueve de la mañana de este domingo en todas las provincias con la apertura de la jornada de votación sin que se reportaran incidentes que alteraran el orden público, a pesar de lo que la prensa nacional ha calificado de ‘ambiente electoral enrarecido’.

Algunos de los elementos que justifican esta preocupación son los posibles incidentes violentos en el País Vasco debido a la ilegalización de las listas electorales de la ANV y el alto nivel de abstensionismo previsto en algunas autonomías como la Catalana.

En Madrid, la convocatoria a través de mensajes de SMS para un ‘mitin antisistema’ en el barrio Malasaña ha causado la movilización de la Policía Municipal desde las horas de la madrugada, pero no se han registrado incidentes ni disturbios.

En Galicia, uno 10.500 efectivos de la Policía Nacional, Autonómica y Local, así como de la Guardia Civil, permanecían alertas ante lo que la Delegación de Gobierno ha llamado ‘la alerta terrorista’, que mereció un plan especial para la protección de centrales térmicas, aeropuertos o comunicaciones.