Miles de venezolanos pitan en la calle a Chavez por cerrar una televisión opositora

  • La RCTV, de oposición a Chavez, dejará de emitir el domingo por decisión gubernamental.
  • El Gobierno le quita la licencia para dársela a una emisora de reciente creación.
  • Pese a las críticas de la UE y EEUU, Chavez afirma que no le harán cambiar de opinión.
Miles de venezolanos salieron a la calle para protestar contra una decisión que ni la UE ni EEUU ven con buenos ojos.
Miles de venezolanos salieron a la calle para protestar contra una decisión que ni la UE ni EEUU ven con buenos ojos.
EFE

El Gobierno de Chavez no renovará la licencia de la televisión privada RCTV, pese a las críticas internacionales, entre ellas las de la UE y EEUU, y la sonora cacerolada protagonizada por miles de venezolanos este jueves en Caracas.

La cacerolada se produjo en momentos en que todas las emisoras de radio y televisión, estatales y privadas del país retransmitían una alocución de Chavez por orden gubernamental.

En un acto oficial con estudiantes de universidades públicas, el gobernante expresó sentir "lástima" por el grupo de representantes de la "extrema derecha europea" que en la Eurocámara aprobó la resolución de censura a su gobierno.

La señal de la cadena, que practica la oposición al Gobierno, pasará desde el próximo lunes a ser utilizada por una emisora estatal recién creada, por decisión gubernamental, secundada por el Supremo

RCTV añadió a su vez que "una media hora (después del inicio de la protesta) aún retumbaban pitos y ollas, además de fuegos artificiales, sobre todo en Caracas".

"Las cornetas de los automóviles y las luces intermitentes no faltaron en la protesta masiva", añadió y asimismo destacó que ello no pudo ser conocido "en directo, ya que desde hace más de una hora el Presidente Chávez encadenó al país por un acto universitario".

Bajo el título 'Las cacerolas sonaron en apoyo a RCTV', el diario El Nacional dijo, asimismo en su página web, que los "opositores al gobierno dejaron retumbar el sonido de las cacerolas".

Confirmó que, al menos en el centro de Caracas, donde el diario tiene sus instalaciones, el bullicio "se mantuvo insistentemente hasta más allá' de las 20.30 hora local (02.30 en España) y que a "las cacerolas se le sumó también el estruendo de los fuegos artificiales" y "las cornetas (de los automóviles)".

La directiva de RCTV ha señalado que el cese de la concesión es una decisión política del gobierno y un atentado contra la libertad de expresión e información.

Una sala del Tribunal Supremo declaró el miércoles improcedente una medida cautelar solicitada por RCTV para poder seguir emitiendo después del próximo domingo, pero al mismo tiempo admitió un recurso de nulidad contra la decisión del Gobierno de no renovar la licencia, lo que abre la posibilidad de un juicio.

El Gobierno venezolano ha reiterado que no se trata de un "cierre" de RCTV y ha garantizado que la empresa podrá seguir emitiendo a través de satélite o cable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento