El director gerente del Serida, Koldo Osoro, ha negado este jueves las acusaciones y alerta de una persecución "personal y política" después de que esta mañana desde el PP señalaran a la consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, como "cómplice política" de los supuestos delitos de malversación de fondos públicos y blanqueo de capitales atribuidos a Osoro.

"No hay ninguna irregularidad y, menos, malversación", ha remarcado esta tarde en rueda de prensa, lamentando sufrir dos años de un proceso en el que también se encuentran algunos de sus compañeros tras una denuncia anónima. "Que nos dejen trabajar", ha pedido, poniendo en valor su labor como científico con consejeros de IU, de Foro y ahora del PSOE.

El PP ha enviado al Juzgado de instrucción de Luarca documentación sobre las supuestas irregularidades que habría cometido el regidor del Serida, que se investigan tras la citada denuncia anónima interpuesta ante la Fiscalía de Avilés.

Koldo Osoro ha incidido en que no existe una única factura relativa a actuaciones de varios ejercicios, sino que se trata de facturas distintas por el sacrificio en el matadero de Pola de Gordón de animales de desecho, ovejas y cabras. Así, considera que se están "mezclando conceptos" de forma intencionada.

Igualmente, ha asegurado que no hubo cobros en metálico, sino que existe documentación sobre las facturas de las que está al corriente Hacienda. "No hay malversación ni cobros en metálico, es absolutamente falso", ha dicho.

Además, respecto a la acusación sobre la recogida de firmas para justificar el uso de un camión, el gerente del Serida ha remarcado que se procedió a cumplir un requerimiento judicial por vía de un escrito con la firma de quienes utilizaron dicho transporte.

"Estoy siendo perseguido por hacer las cosas bien y cortar algo que no funcionaba", aseveró en declaraciones a los periodistas, sin concretar más allá de apuntar que se refería a "algunos procedimientos".

Consulta aquí más noticias de Asturias.