El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, se ha referido a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la región que suspende el cierre de la escuela rural de Puente de Vadillos en 2012, asegurando que la justicia ha discrepado sobre la previsión de alumnos que la Junta hizo para el curso escolar en esa localidad y no sobre la legalidad de la medida puesta en marcha por la Consejería de Educación.

Así ha reaccionado después de que el TSJCM haya dicho que cerrar esta escuela en el curso 2012/2013 no se ajustaba a derecho, pues no se había podido demostrar que al inicio del curso iba a haber menos de 11 alumnos, el mínimo legal para que una escuela rural permanezca abierta en la región.

Así, Esteban ha dejado claro que lo que indica el TSJCM es que "no se acredita suficientemente si se debía haber procedido o no al cierre" de la escuela, pero que en todo caso la sentencia recoge que la medida propuesta de establecer el mínimo de alumnos en 11 para mantener abierta una escuela "es perfectamente legal".

Consulta aquí más noticias de Toledo.