La Archidiócesis de Sevilla se ha pronunciado en el caso denunciado públicamente por la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA)- Sylvia Rivera en el cual a una menor transexual se le habría impedido asistir vestida de flamenca a la misa prevista en la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación de la localidad sevillana de Umbrete, para participar en el homenaje a las mujeres que se visten de flamenca en la Fiesta del Mosto y la Aceituna celebrada el pasado fin de semana.

Así, en un comunicado, la Archidiócesis ha tachado de "falso" que el párroco prohibiera la entrada en el templo, manifestando al respecto que el sacerdote "no se ha apartado de lo que marcan el magisterio y la tradición de la Iglesia".

El órgano eclesiástico hace hincapié en la "sorpresa" que el asunto ha suscitado en la comunidad parroquial, al resultar involucrada la figura de su titular, "que cuenta con una trayectoria de probada entrega y servicio al pueblo en muchos ámbitos".

Por último, también se explica que, consultado sobre la posibilidad de que el menor pudiera resultar afectado de alguna manera como consecuencia de su participación en la celebración religiosa, el párroco "aconsejó a los familiares que cualquier decisión debería tomarse teniendo muy presente la salvaguarda de los derechos del menor".

En un comunicado, ATA señaló que, según los datos de que dispone, "María José, menor trans de 14 años y residente en Umbrete, se apuntó en el Ayuntamiento, contando con el apoyo de su madre, para poder participar en el homenaje a las mujeres que se visten de flamenca en la Fiesta del Mosto y la Aceituna".

Sin embargo, continuaba, "la sorpresa acaece" cuando, tres días antes a la misa prevista en la parroquia Nuestra Señora de la Consolación, el concejal de Fiestas acude a su domicilio, informándoles de que la menor no podría asistir a la misa "porque el párroco del pueblo, fray Guillermo —según dijo—, se negaba, y porque temía que la gente del pueblo se le eche encima por permitir la entrada en la iglesia de un chico vestido de flamenca".

Así, desde ATA condenan "rotundamente" estos hechos, los cuales "no se ajustan" al nuevo marco jurídico vigente en Andalucía que garantiza los derechos y la no discriminación de las personas transexuales en la comunidad. "Por ello, como principal órgano local que debe cumplir y hacer que se cumplan las leyes, exigimos una respuesta contundente de condena por parte del Ayuntamiento de Umbrete donde se exija al Obispado de Sevilla la destitución del cura", ha declarado la presidenta de ATA-Sylvia Rivera, Mar Cambrollé.

"Desde nuestra asociación pedimos a su vez una depuración de los hechos al Obispado, pues son ya dos casos de transfobia realizados por sacerdotes los que han sucedido en nuestra comunidad autónoma, recayendo ambos en menores trans donde se vulnera el derecho a la dignidad y al libre desarrollo de la personalidad como el interés superior del menor", ha añadido Cambrollé.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.