El Consejo del Poder Judicial suspende tres años al juez que redactó la Constitución catalana

  • Por doce votos frente a nueve.
  • La Fiscalía propuso su expulsión de la carrera judicial por vulnerar de forma "flagrante" su deber de fidelidad a la Constitución.
  • El magistrado ha anunciado que, mientras tanto, se dedicará a la "construcción política del nuevo país", en referencia a Cataluña.
El magistrado de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal es fotografiado junto a la sala de vistas de la sección a la que está asignado horas antes de conocer el veredicto del CGPJ sobre su sanción.
El magistrado de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal es fotografiado junto a la sala de vistas de la sección a la que está asignado horas antes de conocer el veredicto del CGPJ sobre su sanción.
TONI GARRIGA / EFE

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano de gobierno de los jueces y magistrados, ha decidido suspender durante tres años al juez de Barcelona Santiago Vidal por participar en la redacción de una constitución catalana y en actos soberanistas.

Nada mas conocer la decisión, el magistrado ha anunciado que recurrirá su suspensión ante el Tribunal Supremo (TS) y que, mientras tanto, se dedicará a la "construcción política del nuevo país", en referencia a Cataluña, por lo que planea presentarse a las próximas elecciones como independiente en una lista soberanista.

La decisión del CGPJ ha sido adoptada con los votos de la mayoría conservadora que apoya al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, pero con los votos en contra de la minoría progresista, a la que se ha sumado el vocal elegido por el PNV, Enrique Lucas. En total, doce votos contra nueve.

La mayoría de los miembros del Poder Judicial ha considerado que Santiago Vidal no cumplió con su deber básico de fidelidad a la Constitución Española, pero los otros vocales no han estimado que su postura favorable al proceso soberanista catalán sea merecedora de una sanción tan grave.

De hecho, estos vocales contrarios a la suspensión han anunciado un voto particular contra la decisión del pleno, que acarreará la pérdida del destino del magistrado sancionado.

Por tanto, a favor de la sanción han votado el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y los vocales Juan Manuel Fernández, Gerardo Martínez Tristán, Ángeles Carmona, Nuria Díaz, Rafael Fernández Valverde, Fernando Grande-Marlaska, Vicente Guilarte, Carmen Llombart, José María Macías, Juan Martínez Moya y Wenceslao Olea.

Y en contra, además de Enrique Lucas, los vocales Mar Cabrejas, Álvaro Cuesta, Roser Bach, Victoria Cinto, Enrique Lucas, Clara Martínez de Careaga, Rafael Mozo, Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda.

En rueda de prensa tras conocer la resolución, Vidal ha expresado su "decepción" por la decisión del CGPJ de suspenderlo durante tres años, ya que en su opinión está basada en "criterios ideológicos y políticos en vez de jurídicos" y, en definitiva, supone estampar en su expediente "un sello de depurado por desafecto al régimen".

Vidal ha señalado que se da unos días de reflexión para decidir su dedicación en los próximos años, pero ha avanzado que trabajará desde fuera de los tribunales de justicia en la "construcción jurídica del nuevo país", por lo que podría presentarse a las próximas citas electorales, sin descartar las municipales de mayo próximo.

Concretamente, el juez ha asegurado que ya ha recibido "dos o tres propuestas" para concurrir a las elecciones y que sus únicos requisitos para hacerlo es figurar en las lista como independiente y que su presencia sea "consensuada con la mayoría de las fuerzas soberanistas" El Promotor de la Acción Disciplinaria en el CGPJ, el magistrado Antonio Jesús Fonseca, había elevado al pleno (y no a la disciplinaria, como cree la minoría progresista que debió hacer) la propuesta de sancionar por dos faltas muy graves a Vidal con la separación de la carrera, pero finalmente no se ha adoptado esta decisión.

En concreto, el instructor del expediente disciplinario había sostenido que Vidal tenía que ser separado de la carrera como autor responsable de dos faltas muy graves previstas en los artículos 417.6 y 417.14 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

Pero el pleno del Poder Judicial ha impuesto a Vidal la sanción de tres años por una falta muy grave de las previstas en el artículo 417.14 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, consistente en la vulneración del deber básico de fidelidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico.

Vulnerar de forma "flagrante" su deber de fidelidad a la Constitución

Previamente, por asentimiento de todos los vocales, el pleno rechazó aplicar a Vidal la falta del artículo 417.6 de la LOPJ, referente a la vulneración del deber de observancia del régimen de incompatibilidades.

La Fiscalía había propuesto también expulsar de la carrera judicial al juez Vidal por vulnerar de forma "flagrante" su deber de fidelidad a la Constitución Española al participar en la redacción de una constitución catalana y participar públicamente en actos a favor de la independencia de Cataluña.

Aunque se daba por hecho que la mayoría de los doce vocales que apoyan a Lesmes impusieran la expulsión del juez Vidal, finalmente han tomado una decisión intermedia: la sanción por una solo de las dos faltas propuestas y su suspensión por tres años en lugar de su expulsión de la carrera.

Los vocales críticos con Lesmes consideran a Fonseca como un hombre de confianza del presidente y desde el principio habían planteado su oposición a la sanción de expulsión y a que el asunto lo resolviera el pleno del CGPJ, en lugar de recaer en la Comisión Disciplinaria.

La reunión del Poder Judicial se inició esta mañana con el estudio de la primera de las alegaciones de Vidal defendiendo que la propuesta de sanción debería haber sido estudiada por la comisión disciplinaria y no por el pleno.

En torno a esa cuestión se produjo debate una primera votación, que se resolvió por doce votos a favor del pleno frente a nueve que entendían que debía recaer en la citada comisión. Después de debatir también otra de las alegaciones de Vidal considerando que los hechos han prescrito, los vocales del CGPJ entraron en el fondo del asunto y fue donde se volvió a escenificar la fractura en el Poder Judicial: la mayoría de doce quiso su suspensión y los otros nueve no.

La decisión adoptada este jueves por el Consejo, que le ha sido ya notificada al magistrado, puede ser recurrida ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento