«Mi PNV tiene ramalazos de izquierdas»

Iñaki Azkuna. (Begoña Hernández)
Iñaki Azkuna. (Begoña Hernández)

Optimista, no tiene duda de que volverá a ser el alcalde de Bilbao. Quizás, por eso, Iñaki Azkuna presume de ser el fanfarrón que realmente es.

¿Está tranquilo por cómo va la campaña?

Va bien, quitando algunos incidentes de los artistas... Si no pasa algo más gordo, bien.

¿Tiene tiempo para el relax?

Poco. Porque la campaña es una cosa, pero el día a día sigue igual. Los vecinos y vecinas continúan con los mismos problemas de hace 15 días.

¿Cómo se relaja estos días?

Me escapo, me encierro. La música y la soledad y expedientes para leer. La alegría de la huerta, vamos.

Tiene 64 años, ¿no piensa jubilarse?

¿Ya me queréis jubilar? No tengo ganas de jubilarme; me encuentro bien. No es bueno jubilarse tan pronto. Los prejubilados tienen experiencia.

¿No concibe la derrota?

Hay que concebir todo y hay que ver todas las posibilidades, pero, en principio creo que voy a ganar.

¿Qué haría si se viese en la oposición?

Entendería que los vecinos me han dicho que no.

¿Trabajaría en la oposición?

No sé. Tendría que pensarlo.

Puede ser el primer alcalde de Bilbao con tres legislaturas a sus espaldas...

De la democracia. Zuazagoitia, el farmacéutico, estuvo 14 años, pero sin ser elegido.

Ha dicho que ha gobernado con comodidad. ¿Se sintió aliviado al no dejar presentarse a ANV en Bilbao?

He gobernado con comodidad, pero no por no estar Batasuna, sino por los rifirrafes que organizaron. Me encantaría que estuviera Batasuna en condiciones normales e idóneas, sin violencia.

¿Le debe algo a la oposición?

¿Algo?... siempre será un acicate. Pero eres un buen alcalde si tienes buenas condiciones, un buen equipo, si tienes suerte. Y si sabes intuir qué quiere la ciudad.

¿Cuál ha sido su mejor acierto durante los ocho años?

Lo tiene que juzgar la gente, pero sí he pretendido ser un alcalde para todo el mundo, cercano y, sobre todo, ha sido muy importante en este tiempo el equilibrio entre el centro y los barrios.

¿Ha cometido errores?

Seguro, unos cuantos.

Enumere alguno.

No, es íntimo. Si suelto uno, alguno va a salir luego. Me los guardo para aprender.

¿Le dejan dormir asuntos como el atasco, Calatrava...?

Perfectamente. El atasco me fastidió unos días, porque, en el fondo, cometimos un error, aunque yo no acepto que lo cometiera personalmente. Ni me enteré de que se estaba montando el puente. Y ¡sólo faltaba que Calatrava me quitara el sueño!

Le acusan de fanfarrón...

Sí, soy farol. Es verdad. Y, ¿por qué no? Si tú fueras alcalde de Bilbao cómo no vas a ser fanfarrón. Naturalmente que sí. Fanfarrón, pero cercano y muy leal. Y de palabra.

Y piensa que cobra poco.

No me refería a mí. Gano muy bien, aunque entre lo que me quita Hacienda y el partido, menos de lo que sale en el periódico. Me refería a los alcaldes de pueblos pequeños que hacen de todo. Yo he estado bien pagado toda mi vida. Hay mucha gente en Bilbao que gana más que yo, pero no doy un paso por ganar más.

¿Tiene vocación de político?

No lo sé. Es una pregunta para hacer meditación. Y llevo 30 años en la política.

Hablemos de pactos. En un hipotético acuerdo de gobierno con EB-Aralar, ¿ le podrían pedir ahora demasiado?

No. Pedir es libre, pero creo que llegaríamos a un acuerdo. El día 28 lo pensaré.

Imaz no descarta pactos con el PP...

Está muy difícil, en Bilbao y en España.

¿Ha habido guiños del PSE?

No sólo no ha habido guiños, sino que me han cascado.

¿El PNV del 2007 está más cerca de la derecha, del centro o, incluso de la izquierda?

El PNV siempre ha sido un partido del centro. En su momento ha podido ir más hacia la derecha o más a la izquierda. El Partido Nacionalista Vasco que yo quiero ha sido un partido de centro con ramalazos de izquierda, sobre todo en justicia social.

¿Es un esfuerzo incluir euskera en sus discursos?

No es un esfuerzo, es una querencia. Me manejo mejor en castellano, pero es un deber del alcalde y mío.

BIO

Nació en Durango hace 64 años, pero lleva su bilbaína por bandera. Si, como dicen las encuestas, vuelve a salir elegido, será el primer alcalde de la democracia en estar tres legislaturas. Y tampoco piensa en la jubilación.

Seguridad, aparcamiento, riqueza

«Hay que generar más riqueza para avanzar»

¿Considera que el programa electoral de un alcalde debe ser continuista?

Necesariamente tengo que ser continuista en muchas cosas, en todo lo que hemos anunciado: palacio de Deportes, soterramiento de la línea de Feve...

¿Ha incluido en el programa el tema de la inseguridad porque es el caballo de batalla de sus oponentes?

Lo he incluido porque conocemos cómo está la seguridad en Bilbao. Y en los últimos cuatro años he reformado bastante la Policía, con gente nueva, instrumentos nuevos, coches, guantes... Ahora hace falta dar el salto de las comunicaciones y de la tecnología.

¿Hay pocos agentes de calle?

No. Tiene que haberlos en la calle y en otras labores.

¿Volverá a haber una Concejalía de aparcamientos o el problema del parking está solucionado?

A partir del lunes te lo diré.

¿¿Hacia dónde camina Bilbao?

Hacia el futuro, hacia una ciudad de servicios, dentro de una región industrial, hacia una ciudad del conocimiento, de la cultura y del deporte. A una ciudad más solidaria con los mayores y que espera dar más oportunidades a los jóvenes.

¿Desaparecerá toda la industria de Bilbao?

Habrá pequeña industria, pero Bilbao será una ciudad de servicios y donde estén centradas las oficinas del resto de industrias de Vizcaya.

¿Absorberá Bilbao a otras localidades del entorno?

No lo creo, aunque pienso que hay que hacer una gran mancomunidad, el Bilbao Metropolitano, donde estemos todos los que estamos junto a la ría.

¿Ha finalizado la transformación de Bilbao?

No, no. Queda mucho por hacer, tanto urbanística como socialmente. Hay que generar riqueza para poder hacerlo.

SIN CORBATA

¿Qué parte de su cuerpo odia? En este momento, la fístula que tengo.

¿Su vicio favorito? Leer, ver pintura y escuchar música.

¿A qué político le gustaría parecerse? Me conformo con parecerme a Azkuna.

¿El personaje de qué película le hubiera gustado ser? Al personaje de Philippe Noiret en Cinema Paradiso.

¿Su peor defecto como jefe? Los prontos.

¿Cómo fue su primer amor? Con una jovencita, a los 16 años.

¿Ve películas porno alguna vez? No

¿Prefiere poner la lavadora o planchar? Ninguna de las dos.

¿Canta en la ducha? Alguna vez.

¿Se desvela por la noche? Sí.

¿A qué huele Bilbao? A ría, en positivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento