Calma en Nahr al Bared tras una noche de intensos ataques del Ejército libanés

  • Ejército y extremistas de Fatah al Islam volvieron a enfrentarse tras dos días de tensa tregua.
  • Fue el mayor ataque desde la del domingo.
  • Ha habido tiroteos en el interior y, por primera vez, en el exterior del campo de refugiados de Nahr Al Bader.
Una mujer llora en el campo de Nahr al Bared tras uno de los combates entre el ejército libanés y la milicia Fatah al Islam.
Una mujer llora en el campo de Nahr al Bared tras uno de los combates entre el ejército libanés y la milicia Fatah al Islam.
REUTERS

El estruendo de las armas cesó la mañana del viernes en el perímetro del campo de refugiados palestino de Nahr al Bared, tras una noche de intensos combates entre el Ejército libanés y la milicia extremista suní Fatah al Islam.

La ofensiva, considerada la más dura desde que el pasado domingo comenzaran los bombardeos, terminó sobre las 3.00 hora local (3:00 en España), aunque las escaramuzas con armas ligeras se prolongaron de forma intermitente hasta el amanecer.

El primer gran combate estalló al caer la noche y duró más de 45 minutos, con una salva de balas trazaderas y disparos intensos de baterías móviles.

Carros de combate equipados con metralletas de alto calibre abrieron fuego contra posiciones de los rebeldes en el norte del campamento, donde parece que se han concentrado los combates.

Desde el interior, los rebeldes, respondieron con fiereza a la ofensiva del Ejército libanés.

Poco después de la medianoche, los combates volvieron a arreciar con fuerza, y en ocasiones se extendieron al exterior del campamento donde se han refugiado los rebeldes.

Desde la costa también se escuchaban detonaciones de artillería, lo que parece indicar que el Ejército libanés podría haber recurrido también a la fuerza naval.

Sin huellas de la batalla

En el exterior del campamento apenas quedan huellas de la batalla, excepto por el trasiego de soldados exhaustos que han sido sustituidos a lo largo de la madrugada por tropas de refresco.

Naher al Bared es escenario desde el pasado fin de semana de cruentos combates entre las Fuerzas Armadas libanesas y el grupo extremista suní Fatah al Islam, que se ha hecho fuerte entre la maraña de callejones del campo de refugiados palestinos.

Según diversas fuentes, los combates han causado hasta la noche de ayer más de un centenar de víctimas mortales, entre soldados, milicianos y civiles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento