Terremoto
Un voluntario de Cruz Roja en la plaza del ayuntamiento de Ossa de Montiel, tras el terremoto. EFE

El, de momento, inocuo terremoto registrado este lunes en la provincia de Albacete y sentido en gran parte de la Península Ibérica ya ha provocado el primer enfrentamiento político y social, menos de 24 horas después. Mientras varios partidos han solicitado la suspensión de las licencias de 'fracking' en la zona, el Colegio de Geológos ha emitido este martes un comunicado en el que tilda de "irresponsable" relacionar el terremoto con esas actividades.

El seísmo tuvo lugar en la comarca de Campo de Montiel (Albacete) que estaría situada en una franja de nivel medio de actividad sísmica en la Península. Además, en esa zona habría concedido varias licencias permisos para explotación bajo la técnica de la llamada fractura hidráulica (más conocida popularmente como fracking).

Choque entre PP y PSOE en Castilla-La Mancha

El Grupo Parlamentario Socialista ya ha anunciado que va a presentar una iniciativa en las Cortes de Castilla-La Mancha pidiendo la paralización de los proyectos de fracking en la región y solicitando la revisión de la ubicación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares.

Con esta iniciativa, los socialistas piden al Gobierno de Castilla-La Mancha que paralice de forma inmediata todas las autorizaciones que hay concedidas en la comunidad autónoma para la realización de prospecciones con la técnica del fracking.

El Gobierno de España debería hacer una revisión en profundidad de la normativaAsimismo, según ha explicado su portavoz, José Luis Martínez Guijarro, se pedirá que aquellos expedientes que se encuentren en tramitación de concesión de las correspondientes autorizaciones también se paralicen.

Los socialistas también creen que "el Gobierno de España debería hacer una revisión en profundidad de la normativa para la aplicación de esa técnica en nuestro país".

Sobre esta medida, la portavoz adjunta de Campaña del PP en la región, Claudia Alonso, ha asegurado que el PSOE de esa comunidad está relacionando "mezquinamente" hechos "que no tienen nada que ver".

Equo preguntará al Ministerio de Industria

Por su parte, Equo ha reclamado que se suspendan las licencias de proyectos de fracking concedidas en 2012 en la zona del terremoto.

Así, desde la formación anuncian que Equo-Compromis preguntará al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, respecto a las licencias concedidas a la empresa Oil and Gas Capital para extracción con fracking.

Equo teme que aunque los trabajos aún no han comenzado y el temblor de este lunes no guarda relación, las perforaciones podrían provocar el corte de fallas inactivas y su reactivación.

"No se puede manipular a la población"

Desde el Colegio Oficial de Geológos se ha emitido un comunicado en el que se critican estos movimientos políticos. "No hay ninguna implicación, el terremoto es un fenómeno natural, no se puede manipular a la población", asegura Luis Suárez, presidente del colegio en ese comunicado.

No hay ninguna implicación, el terremoto es un fenómeno natural"La fracturación hidráulica se hace a profundidades máximas de 3.000 metros, mientras que el terremoto de Ossa de Montiel ha tenido una profundidad superior a los 10.000 metros", explica Suárez, que añade que aunque están autorizados los permisos de fracking en la zona todavía "no se ha hecho ningún trabajo de investigación en la zona" y por lo tanto no se han empezado a realizar.

En cualquier caso, el presidente del Colegio de Geólogos recuerda que actividades humanas como la fracturación hidráulica, la explotación minera, la explotación de energía geotérmica, el almacenamiento de gas, o el llenado de  embalses, "pueden producir seísmos, en su inmensa mayoría de magnitud inferior a 3 grados en la escala de Ritcher, que no son percibidos por la población".

Al respecto a la falla que ha producido el terremoto de Ossa de Montiel, Suárez ha explicado que no está relacionada con la falla de Alhama, que produjo el terremoto de Lorca. "Esta falla no parece estar cartografiada. Se especula que podrían haber sido unas fallas de dirección NW-SE, pero debería estudiarse en profundidad para analizar su evolución". A ese respecto explica que "hay fallas que emiten terremotos a 10 kilómetros de profundidad que no se manifiestan en la superficie".