Veterinarios desinfectando una granja en Vietnam
Veterinarios desinfectando una granja en Vietnam (EFE / STR). EFE / STR

Un caso de gripe aviar ha sido detectado en varios pollos en el norte de Gales, pero no se trata de la cepa más virulenta, la H5N1, según la responsable veterinaria de la Asamblea galesa, Christianne Glossop, sino que es un brote de la variante H7N2.

Los pollos de una granja del norte de Gales, en la zona de Conwy, empezaron a morir en las últimas dos semanas; ya se han empezado a aplicar las restricciones correspondientes para impedir el movimiento de aves desde y hacia el establecimiento agrícola.

El pasado febrero, las autoridades británicas aplicaron fuertes controles en torno a una granja de Holton, en el condado de Suffolk (este de Inglaterra), para contener un brote de gripe aviar H5N1; en aquel caso, la compañía de alimentación Bernard Matthews -dueña de la explotación-, tuvo que sacrificar a los 160.000 pavos que vivían en la granja.

Un nuevo caso en Indonesia

Indonesia es el país con más muertes por gripe aviar del mundo
Por otra parte, una niña indonesia de 5 años murió infectada por el virus la semana pasada en la provincia de Java Central, aunque las autoridades informaron este miércoles del caso; se sigue investigando el suceso, aunque al menos 20 pollos murieron repentinamente cerca del hogar de la niña, detalló el funcionario.

La muerte de la niña eleva a 77 el número de víctimas humanas confirmadas en Indonesia, el más alto en un país en el mundo.

Otros casos en Vietnam y Pakistán

Mientras, Vietnam ha informado de su primer sospechoso con infección humana del virus desde fines del 2005, en una serie de casos en Asia en esta época del año cuando usualmente la cepa H5N1 es menos activa.
En Pakistán, autoridades dijeron que miles de pollos fueron sacrificados en tres granjas avícolas en las inmediaciones de Islamabad, mientras que Bangladesh lucha por controlar el virus en aves luego que fueron detectados brotes en decenas de fincas.

El contacto con aves de corral enfermas es la causa más común de infección humana con el virus H5N1.