La Sala Tercera del Tribunal Supremo acordó hoy archivar definitivamente el recurso contencioso-administrativo presentado por Endesa en febrero de 2006 contra la decisión del Gobierno de autorizar con condiciones la opa de Gas Natural.

"Falta de objeto"

El Pleno de la Sala Tercera ha dado por terminada la causa, que paralizó durante más de ocho meses la opa, por "falta de objeto", informó hoy el Alto Tribunal en una nota de prensa.

Endesa había pedido al Supremo que continuara con el procedimiento, mientras que Gas Natural defendía su archivo definitivo.

La eléctrica que preside Manuel Pizarro quería contar con una sentencia firme sobre el asunto para utilizarla como argumento jurídico en el caso de que alguna de las tres partes exija judicialmente daños y perjuicios.

Por el contrario, Gas Natural era partidaria del archivo al considerar que carecía de sentido continuar con el procedimiento.

El proceso, paso a paso

  • El 3 de febrero de 2006, el Consejo de Ministros autorizó la opa de la compañía gasista sobre la eléctrica con veinte condiciones, entre ellas la venta de una serie de activos.
  • La decisión fue recurrida días después por Endesa, que solicitó también la suspensión cautelar de la autorización.
  • A raíz de esa petición, el 21 de abril la Sala Tercera decidió suspender cautelarmente el permiso mientras se resolvía el recurso, lo que paralizó el proceso de compra y, como consecuencia, también la opa competidora presentada por el grupo alemán E.ON.

La eléctrica tomó esta decisión al constatar que la oferta del grupo alemán había recibido todas las autorizaciones administrativas.

Pese al levantamiento de la medida judicial y a que Gas Natural se retiró de la puja por Endesa en febrero de este año, el Supremo aún debía pronunciase sobre el fondo del asunto.

  • La opa de Gas Natural estuvo también paralizada por orden del Juzgado Mercantil número 3 de Madrid entre el 21 de marzo de 2006 y el 16 de enero de este año, fecha en la que la Audiencia Provincial de Madrid levantó la suspensión.
  • La entrada de la constructora Acciona y de la eléctrica italiana Enel en el capital de Endesa obligaron al grupo alemán a buscar una salida negociada.
  • El 2 de abril, Enel y Acciona llegaron a un acuerdo con E.ON por el que el grupo alemán desistió de la opa a cambio de activos de Endesa y de la eléctrica italiana.
  • Unos días después Enel y Acciona, que controlan el 46 por ciento de Endesa, presentaron una oferta de compra para hacerse con el cien por cien de la eléctrica.