La chispa de trapicheos y chanchullos para matricular a los escolares en centros concertados saltó hace unos días con la creación, en Valencia, de un foro en el que los padres hacían públicas sus experiencias ( www.intrigasvalencianas.org).

Sin embargo, la llama ya prendía desde hacía algunos años por los pasillos de los  juzgados de Alicante. Hace cuatro, un padre denunció al colegio Don Bosco de Alicante porque dejó fuera de la matrícula a su hijo.

Tanto el Tribunal Contencioso como el  Superior le dieron la razón y dictaron una sentencia que obligaba al centro a retrotraer el expediente, «a fin de que la Administración demandada verificara si hubo o no irregularidades».

El centro y la Conselleria no han ejecutado la sentencia, según fuentes conocedoras del caso, porque el colegio afirma que entregó los expedientes a la Administración, cosa que Educación niega. De hecho, se los está reclamando, según dijo ayer.

Segun estas fuentes, «muchos padres mentían en la matrícula sobre sus ingresos, vida laboral, etc.» para que sus niños tuvieran una plaza en ese centro. 20 minutos intentó ayer, sin éxito, conocer la versión del centro.

Dinos... si conoces casos parecidos

e-mail nosevendevalencia@20minutos.es correo Xàtiva, 15, 8 A; 46002 Valencia
o en www.20minutos.es

Las sentencias no se han cumplido

Los jueces establecieron que el centro debía remitir la documentación a las autoridades en cinco días para comprobar los documentos de la admisión de los pequeños, pero no se cumplió, según fuentes cercanas al caso, porque los papeles no aparecen. El padre que denunció sospecha que los expedientes fueron destruidos, según las mismas fuentes, para evitar cumplir el fallo.