«La gente me felicita por la calle»
Lleva las riendas de la ciudad desde 2003, aunque antes fue delegado del Gobierno en Andalucía, parlamentario, senador...
Cuatro años dan para mucho, o para poco, según se mire. Bien lo sabe José Torres Hurtado, que se presenta a la reelección como alcalde de la ciudad por el PP.

 

¿Le da la sensación de que le ha faltado tiempo?

Hemos hecho muchas cosas, pero sí. Hacen falta más años para completar la ciudad que yo quiero. Lo que tenemos que hacer, precisamente, es favorecer las mejoras que faltan, como por ejemplo, la reforma de Pedro Antonio de Alarcón o de la Alcaicería.

Precisamente, las molestias por las obras que ha hecho durante el mandato han estado en boca de todos, ¿cree que juegan en su contra ?

Ha sido un sacrificio que les pedimos a los vecinos porque las obras son molestas, pero como han visto los resultados, ahora la gente me felicita por la calle.

¿Incluso en los barrios? Según el PSOE o IU, usted representa al partido del distrito centro...

Sólo les digo una cosa. De los 200 millones de euros que hemos invertido, únicamente se ha hecho en el centro la reforma de Gran Vía y Constitución. El resto se ha destinado a mejoras en los barrios, algunos reformados por completo, como puede ser Haza Grande. Lo que ocurre es que en Gran Vía hemos dado en la diana porque hemos mejorado enormemente su aspecto.

Entonces, ¿ha sido equitativo?

Yo he gobernado para todos y cada uno de los granadinos y se han hecho reformas en zonas sin importar que fueran o no graneros de votos para el PP.

También se escuchan críticas de que la suya es una Granada gris porque le faltan zonas verdes...

Gris era la Gran Vía antes, las infraviviendas de Santa Adela. Y le diré otra cosa: Nosotros hemos plantado en este mandato 9.000 árboles, ningún otro Gobierno había plantado tantos antes y ya no se ven alcorques vacíos. Éste es el fruto de la gran apuesta que hice cuando creamos el área de Mantenimiento, que sonaba a churra, pero que ahí están los resultados, a la vista de todos.

Si sale reelegido, le pillará todo el follón de las obras del Metro por el Camino de Ronda, ¿está preparado?

A partir de ahora, el Camino de Ronda depende de que la Junta de Andalucía haga cuanto antes las obras del Metro, porque es un medio muy necesario. Después, nosotros acometeremos la reforma de la Redonda y sus calles adyacentes con el mismo mimo y cariño que en Gran Vía o Constitución.

Una de las principales quejas de los granadinos tiene que ver con el tráfico, ¿es que no hay solución?

Yo he hecho casi todo lo que tenía que hacer en Granada para mejorarlo: en Gran Vía, con los túneles, el paseo de Europa. Ahora el problema depende de tres cuestiones: el cierre del anillo, que no nos han dejado hacerlo; la segunda circunvalación, y las vías rápidas por la Vega, a las que la Junta aún no ha metido mano. Nosotros sí hemos hecho nuestros deberes, lo que ocurre es que la congestión de la ciudad está en su área metropolitana.

Pero la Junta ha empezado a tramitar la ronda este, propuesta por el candidato del PSOE.

Yo no soy ingeniero de caminos, ni digo que la mía sea la mejor opción. Lo único que digo es que las cosas hay que hacerlas, sin intereses partidistas.

¿La feria se quedará donde está si vuelve a ser alcalde?

Yo no encuentro sitio para la feria, salvo que la Junta me lo autorice. Lo que no quiere nadie es que nos la llevemos a Bobadilla, a 14 kilómetros de Granada. Ni lo pide nadie ni lo quieren los granadinos ni la lógica lo aconseja. Igual que me he mojado yo deberían hacerlo los candidatos.

¿Quiere decir que el anuncio del PSOE es un farol?

Es un farol absoluto, a no ser que quieran dejar a Granada sin su feria. Que digan dónde quieren llevársela. En campaña hay que mojarse, no valen las ambigüedades.

¿Cómo puede influir en las urnas el problema del botellón?

No sé, pero al final se ha puesto de manifiesto que era necesaria la ley. Ya no hay plazas llenas de basura y la juventud tiene un espacio donde reunirse. Ya no es un problema en la ciudad.

¿No cree que haya granadinos que no entiendan que haya prescindido del concejal de Urbanismo?

Nuestros logros son el resultado de una conjunción perfecta del equipo, no de una persona.

¿Qué hará si no revalida el domingo?

Pues con casi 61 años, yo creo que ya me jubilo en el Ayuntamiento. O como alcalde o en la oposición.

BIO

Nació en Píñar, en 1946. Lleva las riendas de la ciudad desde 2003, aunque antes fue delegado del Gobierno en Andalucía, parlamentario, senador... Está casado con «mi Nani» y tiene dos hijas. Es Ingeniero Técnico Agrícola.

Hablemos del transporte público

«¿Que es manifiestamente mejorable? Evidentemente»

1 ¿Cómo explica que el transporte público sea uno de los servicios peor valorados?

Nuestro problema, al ser una ciudad histórica, es que la red viaria es estrecha y las calles son las que son. Aun así, se pueden introducir mejoras como las que hemos hecho: la instalación de los paneles, la renovación del 70% de la flota, la ampliación de los kilómetros de recorrido de los autobuses, etc.

2 No obstante, hay quejas... Hombre, ¿que el transporte público es manifiestamente mejorable?

Evidentemente. Pero fíjese, el alcalde de Marraquech vendrá en julio para ver cómo hemos solucionado nosotros el problema. Por algo será.

3 ¿Qué papel desempeña el tranvía en su estrategia?

Lo que quiero es un transporte limpio y silencioso y buscaré lo mejor entre todas las opciones del mercado, pero sin catenarias. No tiene sentido que quitemos los cables del centro y metamos los del tranvía.

4 ¿Pero es viable el proyecto?

Seguro, lo hay en otras ciudades. Y yo lo que quiero es lo mejor para la mía, y sin levantar calles.

Sin Corbata

¿Qué parte de su cuerpo odia? No odio nada, pero lo que sí me gustaría es haber mantenido el pelo que tenía de joven.

¿Cuál es su vicio favorito? Comprarme ropa de caza.

¿A qué político se quiere parecer? A Nicolás Sarkozy.

¿El personaje de qué película le hubiera gustado ser? Charlton Heston, en Ben- Hur, o Clark Gable, en Lo que el viento se llevó.

¿Cuál es su peor defecto como jefe? Que soy el primero en llegar al despacho y el último en irme.

¿Cómo y en qué circunstancias fue su primer amor? Mi primer y único amor lleva casado conmigo 32 años y es Nani, mi mujer.

¿Cuándo fue la última vez que se fumó un porro? No me he fumado nunca un porro.

¿Ve películas porno alguna vez? Actualmente no, pero de joven y con mis amigos alguna he visto. 

¿Qué prefiere, poner la lavadora o planchar la ropa? Poner la lavadora.

¿Hace la compra? Algunas veces, pero siempre con mi mujer.

¿Canta en la ducha? Sí.

¿Se desvela por la noche? Por la noche duermo poco, aunque mi media hora de siesta no me puede faltar.

Si pudiera escoger, ¿cómo le gustaría morir? Tranquilo y con mi familia.

¿Ayudaría a morir a un ser querido en situación terminal si éste se lo pide? Creo que no, nunca me he encontrado en esa situación.

¿Ha matado a alguien alguna vez... en un videojuego? No, mi generación no es la de los videojuegos.

¿Dónde pasará las vacaciones? Con mi mujer y unos amigos, pero aún no lo hemos decidido.

¿Le gustan los piropos? Si son educados y respetuosos, sí.

La última vez que se emborrachó... No he llegado a emborracharme nunca.

¿Le gusta correr en la carretera? No me gusta y recomiendo que no lo hagan.

¿A qué huele Granada? A poesía.