Todo comenzó con el mensaje de un supuesto joven llamado Ismael a la web www.votojoven.es, haciéndose eco de la convocatoria de un macrobotellón para la noche del 25 al 26 de mayo (día de reflexión) y puede terminar ante el juez.

El PP presentó ayer ante la Fiscalía nueva documentación que «certifica», según Luis García Montero, «de forma absolutamente evidente que el PSOE es el autor material e intelectual» de la llamada masiva a esta fiesta callejera. Esta teoría fue adelantada por el diario ABC, que publicó ayer que «el PSOE mandó más de 170 correos para reventar con un macrobotellón la jornada de reflexión».

El Partido Popular mantiene que la dirección IP (especie de carné de identidad de los ordenadores) pertenece a la sede regional socialista de Andalucía (en Sevilla) y que es la misma en los supuestos 170 mensajes existentes, que también habrían llegado a otros foros de Internet y a jóvenes repartidos por toda España.

La Fiscalía, de momento, ha incoado diligencias de investigación penal sobre la convocatoria de este botellón.

El PSOE, por su parte, se defiende afirmando que es imposible conocer la dirección IP de un ordenador a través de un mensaje, a no ser que seas el propietario de la página. Los socialistas acusan al PP de estar detrás de la web www.votojoven.es y, por lo tanto, de manipular los datos informáticos.

Ismael, al ataque

Y mientras los políticos se enfrentan, el tal Ismael (supuesto autor del mensaje) sigue discutiendo en la web juvenil sobre el botellón y sus tendencias políticas. El presunto joven afirma estudiar Derecho en Granada y facilita su móvil y su correo electrónico «para quien quiera comprobarlo».

El internauta también dice que los mensajes actuales los está escribiendo desde su casa, pero que volverá a utilizar el ordenador desde el cual mandó el primer comentario para demostrar que no pertenece al PSOE. Todo ello, entre descalificaciones al PP.

Presunta prevaricación en Atarfe

El PP presentó ayer una denuncia contra el alcalde socialista de Atarfe, Víctor Sánchez, por presunta prevaricación y malversación de fondos públicos. Los populares afirman que el edil vendió supuestamente un solar municipal por 4,8 millones de euros menos de lo tasado por CajaSur. El terreno fue cedido a la empresa municipal del suelo para, según el PP, poder ser vendida por menos dinero a la empresa Vladigolf.