La supuesta corrupción empaña la campaña en la Comunitat. La Fiscalía Anticorrupción de Alicante ha pedido que declaren como testigos los concejales populares de la Junta de Gobierno por las presuntas irregularidades en la construcción de tres aparcamientos. El alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi, y los concejales de Urbanismo y Tráfico ya declararon como imputados por este mismo caso.

Además, Ciutadans de Pego, liderada por el ex popular y alcalde de Pego, Carmelo Ortolá, ha denunciado una presunta vinculación entre miembros del PP local y una promotora que exige al Ayuntamiento una indemnización de más de siete millones de euros por las pérdidas que le supuso un cambio en el plan general.

En opinión de Ortolá, la empresa, vinculada con el PP según denuncia, debía estar al tanto de las modificaciones urbanísticas que ahora dice que le perjudicaron.

Por otra parte, en Castellón, el PP ha denunciado ante la Fiscalía un presunto delito de prevaricación del alcalde socialista de Moncofa. La denuncia se une a otras por la venta de suelo municipal a bajo precio.