«Me llaman el alcalde de los barrios»
Se trasladó a vivir a la capital con 6 años. Es médico inspector de la Seguridad Social.
A su tarea como alcalde se ha unido la promoción como candidato. Lleva una actividad frenética y lo que más le relaja es escribir. «Me estimula. Algunas de las cosillas que escribo las publico en mi blog», dice.

 

Se le ve más delgado...

Siempre tengo doble jornada, y ahora es triple. Eso, unido a que me cuido más, es una de las razones por las que he perdido hasta cinco kilos.

Las encuestas dan empate técnico. Eso le obligaría...

Nuestra primera opción es conseguir mayoría suficiente para gobernar sin pactar con otros. Pero la decisión se tomaría de acuerdo con el interés de la ciudad.

¿Cómo ha sido su relación con IU?

Han sido leales y han recibido lealtad.

Cada candidato se ha definido. Alcalde de la seguridad, de la decencia... ¿Y usted?

En muchos sitios me llaman el alcalde de los barrios. Me gusta ser reconocido como el que atiende a las zonas de la ciudad y a los ciudadanos más necesitados.

Algunos definen el tranvía como un capricho de ricos.

El tranvía es una de las opciones que más se está utilizando en las grandes ciudades europeas. Es símbolo de modernidad, de desarrollo sostenible y es respetuoso con el patrimonio histórico.

¿No ha sido posible traerlo al centro bajo tierra?

El centro va a tener un metro subterráneo. Pero, mientras llega, hay que buscar soluciones inmediatas. Son transportes distintos que pueden ser complementarios.

¿Qué harán por el transporte público?

Vamos a conseguir que ninguna casa esté a más de 15 minutos de una boca de metro, de una parada de metrocentro, de una estación de cercanías o de una parada de autobús eficiente.

Le acusan de estar acabando con la Sevilla tradicional.

Al revés, nadie como nosotros se ha preocupado tanto de proteger nuestro patrimonio histórico, que se estaba degradando por la falta de valentía de otros Gobiernos para afrontar la peatonalización, la regeneración de la Alameda o el final de la situación de impasse de la Encarnación.

Háblenos de la seguridad

Ahora que están retornando los policías nacionales, los policías locales dejarán de ser sus sustitutos para ejercer las funciones que les corresponden. El PP dijo, en los tiempos de Aznar, que barrerían las calles de delincuentes y lo que hicieron fue barrerlas de policías. Se llevaron 600 agentes. Habrá comisaría de Policía Local en cada distrito.

Cuatro de cada diez trabajadores sevillanos son mileuristas...

Pero antes eran parados, y ahora son mileuristas. Por lo tanto, no se trata sólo de crear 75.000 nuevos empleos después de los 60.000 creados en estos cuatro años, sino que sean de calidad, con derechos y fijos.

¿Qué le diría a los que piensa que el botellódromo será un gueto para los jóvenes?

Nuestra propuesta no se podrá denominar botellódromo. Estamos aplicando la ley de una manera peculiar. Hemos venido generando alternativas como Sevilla de Marcha y la Bancada será en un espacio de ocio con espectáculos y propuestas alternativas al consumo de alcohol.

¿Por qué debo votarle?

Porque le conviene a Sevilla, porque tenemos en marcha un modelo de ciudad que ya está dando sus frutos y porque no debemos regresar al pasado de un Gobierno fraccionado. Hay que apostar por una Sevilla que avanza y sólo nosotros representamos esa ciudad.

BIO

Nació en La Rinconada en 1957. Se trasladó a vivir a la capital con 6 años. Es médico inspector de la Seguridad Social. En 1995 fue presidente de la Diputación. Es alcalde de Sevilla desde 1999. Se presenta por tercera vez.

Los asuntos más polémicos

«El proyecto actual de la mezquita, no se hará»

Pesarán en los votos el desalojo de los chabolistas de Bermejales, las facturas falsas o la tala de árboles?

Yo creo que la gente ya empieza a valorar los resultados de una gestión que ha manejado 10.000 millones de 1 con el nuevo PGOU y que no tiene ni una mota de polvo que reprocharle en cuanto a limpieza y trasparencia. A medida que pasan los días, mayor es la valoración de nuestro trabajo.

Le ha sorprendido que haya salido con tanta virulencia el tema de las facturas falsas?

No. Cuando no se tienen otros argumentos ni un proyecto de futuro se intenta ensuciar la vida política. Pero han pinchado en hueso porque nuestra honorabilidad está a salvo ante la opinión pública.

Porqué rechaza ahora la mezquita?

Llevamos bastante tiempo dándole vueltas. Se ha dado la circunstancia de carácter administrativo y la hemos aprovechado para plantear una cuestión de oportunidades. Tal cual está planteada no se hará. Pero seguiré trabajando para que quienes tengan actitudes xenófobas no se salgan con la suya y para que haya toda la libertad religiosa.

Se han talado realmente tantos árboles?

No. No más que en otras ciudades y épocas. Para realizar una obra hay que trasplantar, y es lo que hemos hecho mayoritariamente. Nuestra apuesta por las zonas verdes se está reflejando de manera abrumadora.

Sin corbata

¿Qué parte de su cuerpo odia? Ninguna.

¿Su vicio favorito? Trabajar.

¿A qué político se quiere parecer? A Felipe González.

¿Qué personaje de película le hubiera gustado ser? El maestro de La lengua de las mariposas.

¿Su peor defecto como jefe? Soy muy exigente.

¿Cómo fue su primer amor? Con 11 años. En el cole y nos veíamos en Plaza Nueva.

¿Ha fumado porros? Nunca, aunque hace tiempo le di alguna calada.

¿La última vez que se emborrachó? No llego, me pongo malo antes y me retiro.

¿Ve películas porno? No. Eróticas, sí. Y me gustan.

¿Planchar o poner la lavadora? Poner la lavadora.

¿Cómo le gustaría morirse? Con las botas puestas.

¿Ayudaría a morir a un ser querido en situación terminal si se lo pide? Si, por cariño.

¿Le gustan los piropos? Sí, darlos y recibirlos.

¿Corre en la carretera? No. Me gusta disfrutar de la carretera.

¿A qué huele Sevilla? A futuro.