La Policía Local investigará si el diferencial que proporciona luz a las farolas de la carretera de La Zubia podría haber sido manipulado, después de que el pasado lunes 38 de las 44 que hay en esta vía aparecieran con el sistema electrónico quemado.

Además, cuando los técnicos municipales acudieron al cuadro eléctrico pudieron comprobar que éste estaba abierto y con uno de sus cables sueltos.

Esta situación provocó una subida de tensión del alumbrado que acabó con los sistemas de las farolas. El tramo afectado va desde el polígono El Laurel hasta La Marquesa. Arreglarlas costará más de 2.200 euros.