Denuncia al Consistorio de Murcia por plagiar el tranvía
Tranvía de Murcia. (J. M. L. G. G.).
El diseñador Carlos Serín denunció ayer al Ayuntamiento de Murcia por plagiarle el modelo del tranvía estrenado el pasado 2 de mayo en la ciudad, según cuenta él mismo. Con ese diseño ganó en 2005 el concurso metro ligero chico de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Antes de poner la denuncia, Serín intentó llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Murcia. Envió un requerimiento a la Glorieta y no le hicieron caso. Por eso se fue ayer al Juzgado de Guardia de Majadahonda de Madrid y denunció que la imagen del metro ligero chico se está utilizando en Murcia sin autorización suya.

La empresa que gestiona el tranvía en Murcia, Tranvimur, niega el plagio y habla de extorsión. Según su versión, Carlos Serín ha intentado extorsionar al Ayuntamiento de Murcia.

Tranvimur dice que Serín cedió los derechos de imagen del tranvía a la Empresa Madrileña del Transporte (Mintra) y que ésta, a su vez, alquila la máquina a Alstom, una de las concesionarias que gestiona el tranvía de la ciudad de Murcia.

En efecto, el modelo con que Carlos Serín ganó el concurso metro ligero chico de Madrid en 2005 es el mismo que circula por la ciudad de Murcia en un tramo experimental de 2,2 kilómetros, por Juan Carlos I. Tranvimur aclara que el diseñador del tranvía «ha pedido fuertes sumas de dinero por su explotación al Ayuntamiento de Murcia y en muy poco tiempo».

Dinos... qué prefieres, ¿tranvía o metro?

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. Primo de Rivera, 30008 Murcia o en www.20minutos.es

El ganador cedió los derechos

El Ayuntamiento de Murcia asegura que la reclamación que se le está haciendo no tiene razón de ser. «Esa reclamación no corresponde al Ayuntamiento porque éste no tiene la concesión administrativa del tranvía. El Ayuntamiento carece de responsabilidad sobre el diseño de los vagones. Aún así, se ha consultado una serie de documentos en los que se deduce que no hay causa de litigio. El diseño de los vagones se hizo para la Comunidad de Madrid por concurso público en cuyas bases se estableció que el ganador debía ceder la propiedad intelectual del diseño. Después, la Comunidad de Madrid cedió los vagones a Alstom para que los pusiera en Murcia». En efecto, en las bases del concurso se lee «el ganador cederá los derechos de explotación de la propiedad intelectual a la Comunidad de Madrid».