No falta mucho si Fomento cumple sus plazos y el AVE Madrid-Málaga empieza a funcionar a finales de este año como está previsto. A partir de entonces, será posible montar un servicio regional de trenes entre Sevilla y Málaga a través de la estación de Córdoba.

Así, ambas capitales quedarán unidas por tren en un tiempo aproximado de 90 minutos, frente a las dos horas y media que en la actualidad tarda el más rápido de los trenes regionales. Un tiempo que ya es inferior y, por tanto, competitivo a lo que se tarda en recorrer los 200 y pico kilómetros que separan ambas ciudades por carretera.

De esta manera, no hará falta esperar hasta que el año 2013 acaben las obras de desdoble y electrificación de las vías de tren en Andalucía que se están llevando a cabo para conectar con alta velocidad las capitales andaluzas (ver apoyo).

Cambio de ruedas

La Consejería de Obras Públicas va a construir, además, un cambiador de ancho de vía a la entrada de la estación de Córdoba. Es un sistema por el que los trenes, sin llegar a detenerse, cambian la distancia entre sus ruedas para adaptarse al ancho internacional de las vías por las que circulan los trenes de alta velocidad.

Una vez funcione, los trenes regionales procedentes de Jaén con destino Huelva, Cádiz, Sevilla y Málaga podrán hacer una parte de su recorrido por las vías del AVE Madrid-Sevilla y Madrid-Málaga, recortando significativamente sus tiempos de viaje actuales.

Sevilla-Almería: 2 horas y media

La Junta adjudica a la UTE Comsa-Martín Casillas las obras del segundo tramo ferroviario entre Marchena y Osuna. Son 12,3 km a realizar en 24 meses que discurrirán de modo casi paralelo a la línea ferroviaria existente correspondiente a la Alta Velocidad Transversal de Andalucía. En 2013, esta línea unirá Sevilla-Antequera-Granada-Almería en 150 minutos. Hasta Granada lo paga la Junta y hasta Almería, Fomento.