La finca Los Naranjos se ha dividido entre cinco. Los familiares de la cantante ya han llegado a un acuerdo para repartir sus bienes.  Finalmente, la finca Los Naranjos se ha dividido en cinco partes para poder satisfacer la legítima que le corresponde a los dos niños colombianos adoptados por Rocío Jurado y Ortega Cano: Gloria Camilla y José Fernando.

Según la albacea testamentaria, que ha enviado un comunicado a los medios, se ha visto obligada a reducir los legados –para cumplir con la ley– cuando se disponía a efectuar el reparto de los bienes.

Según explica, la reducción la ha hecho con total independencia, «dentro de las facultades que me otorgan el testamento y las leyes, y de la forma que he considerado más conveniente para los intereses de todos los implicados, quienes firmaron la escritura notarial de partición de la herencia», asegura.

Aparentemente, la relación de la familia es buena. Rociíto y su tío abandonaron la notaría en el mismo coche.