España, tercer país por la cola de la UE en educación

Es el único que tiene el mismo número de abandonos escolares que hace diez años.
España es el tercer país de la Unión Europea -los otros son Malta y Portugal- que se queda matemáticamente fuera de los objetivos de convergencia de los sistemas educativos para 2010, que se pusieron en 2001.Los indicadores que permitan augurar este fracaso son el abandono educativo y el nivel de logro educativo entre los jóvenes. Los cinco objetivos de mejora educativa  que se marcaron en la cumbre de Lisboa son: no sobrepasar el 10% de abandono escolar; aumentar en un 15% el número de licenciados en carreras científicas; reducir el analfabetismo y lograr que a los 22 años un 85% de los jóvenes hayan concluido el bachillerato.

Sólo el 61,6% de los jóvenes españoles de 18 a 24 años terminan el bachillerato, lo que nos sitúa lejos del 85%. Y la tasa de abandono, que debería ser inferior al 10%, se ha triplicado desde 1997 (29,9%). Sólo en el ciclo 1998-2001 consiguió rebajarse la tasa.

Entre los peores de la clase

Ni en matemáticas ni en ciencia ni en lectura. Los alumnos españoles de 15 años (ESO) no logran alcanzar la media de conocimientos de los países desarrollados. Su nivel se sitúa entre los peores: un 20% ni siquiera es capaz de superar ejercicios básicos en dichas materias. Tampoco corre mejor suerte el nivel de excelencia, uno de los más bajos de Europa. Así lo demostró el Informe PISA 2003, que mediante 275.000 pruebas a estudiantes comparó los resultados educativos de los países de la OCDE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento