El alcaldable de CiU por Barcelona, Xavier Trias, propuso ayer un plan de desarrollo metropolitano entre Montjuïc y el río Llobregat para que la Zona Franca deje de ser «el patio de atrás» de la ciudad, con nuevas viviendas y equipamientos. El proyecto de transformación urbana permitiría enlazar la zona sur de Barcelona y el área adyacente a L’Hospitalet y El Prat de Llobregat. Se trata de redefinir una franja de 125 hectáreas desde la montaña de Montjuïc, cercando el paseo de la Zona Franca y el nuevo barrio de la Marina, y que llega hasta el mismo cauce del río Llobregat, cuatro kilómetros de largo por 350 de ancho, justo sobre el Consorci de la Zona Franca, que no se vería afectado. El espacio que Trias propone urbanizar ahora tiene carreteras, vías férreas, almacenes, contenedores, depósitos y alguna vivienda.