Hasta 312,5 kilos de explosivos. Esta fue la cantidad que, según peritos de la Guardia Civil que comparecieron ayer en la cuadragésima primera jornada del juicio, trasladaron los miembros de la célula del 11-M y sus colaboradores desde Asturias hasta Madrid. Según los técnicos, 270 kilos fueron transportados entre el 28 y el 29 de febrero de 2004 por los suicidas Jamal Ahmidam el Chino, Abdenabbi Kounjaa y Mohamed Oulad Akcha; otros 25 los llevó el 5 de enero el procesado Sergio Álvarez y el resto Antonio Iván Reiss y el Gitanillo a finales de enero.

Para obtener estas conclusiones, los agentes utilizaron una mochila similar a la utilizada por Álvarez en su transporte y la llenaron de hachís y de dinamita Goma 2 ECO en bolsas. «Si se llena la mochila con explosivos se pueden llegar hasta los 31 kilos, mientras que con el hachís no llegaría ni a los 15 [...], la Goma 2 es mucho más densa, explicaron los peritos».
Respecto a la bolsa transportada por Reiss, los técnicos utilizaron los mismos parámetros que con Álvarez, aunque no fueron capaces de concluir el peso de explosivo que portaba. En este punto, los guardias civiles indicaron que se descartó el transporte de hachís porque «cualquier persona lo habría percibido por el olor», «elemento subjetivo» que no convenció a algunas de las defensas.

Cintas reivindicativas

Por otro lado, otros dos peritos policiales expusieron un informe sobre las cintas en las que los terroristas reivindicaban los atentados, halladas en la papelera cercana a la mezquita de la M-30 y las encontradas entre los escombros del piso de Leganés. Para los expertos, «no se puede descartar que los tres mensajes fueran grabados con la misma cámara».

Piden un millón por cada muerto

Ayer también se conoció que, en una reunión mantenida en un receso del juicio, los abogados de las 23 acusaciones particulares y populares han decidido que solicitarán un millón de euros de indemnización por cada uno de los 191 muertos en los trenes y el GEO fallecido en Leganés. Por otra parte, los abogados de oficio que ejercen la defensa en el juicio del 11-M percibirán el segundo pago de sus honorarios por un importe de 74.875,50 euros en un plazo de «pocos días», según dijo el Ministerio de Justicia, que negó la existencia de retraso alguno.