La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número Tres, que hace ahora un año condenó a un médico a dieciocho meses de multa por abusar de una trabajadora durante un reconocimiento de empresa.

La sentencia del Juzgado declaró como probado que los hechos ocurrieron en abril de 2006, cuando la víctima acudió a un servicio de prevención de riesgos laborales ubicado en Murcia para el reconocimiento médico al que debía someterse.

Un reconocimiento nada habitual

"Iniciado el mismo por el doctor P.C., sin motivo justificado y sin hacer uso de la profilaxis indicada, como el uso de guantes, comenzó a explorarle el vientre y la ingle derecha en busca, según le indicó, de posibles adenopatías", señaló la sentencia.

Y añadió que "estando explorando la ingle, y sin que conste que descubriera patología alguna significativa, P.D., con propósito libidinoso, simulando que era una exigencia propia de la exploración, introdujo su mano por debajo de la braga, abriendo la mano y llegando a rozar, de forma insistente, con sus dedos los labios externos de la vagina".

 Introdujo su mano por debajo de la braga

 

A continuación, siempre según la sentencia confirmada ahora por la Audiencia Provincial, el médico, "con la excusa de explorarle las mamas, introdujo sus manos por debajo del sujetador y comenzó a manoseárselas, con tocamientos totalmente alejados de lo que supone una exploración realizada por un ginecólogo".

Al salir de la consulta, la trabajadora comentó lo ocurrido con otra compañera que también había sido reconocida por el mismo médico, contestándole ésta que a ella, durante la exploración, "no le había tocado ni las ingles ni las mamas".

El tribunal confirma ahora la condena de 18 meses de multa, con una cuota total de 3.240 euros, a los que hay que unir los 600 euros con los que deberá indemnizar a la perjudicada por el delito de abuso sexual.