La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha sido preguntada este martes por la citación que ha hecho el Tribunal Supremo (TS) a los expresidentes del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán y Manuel Chaves, que tendrán que declarar en calidad de imputados en abril por el caso de los supuestos ERES irregulares, pero se ha limitado a decir: "Cuando el juez impute un delito a alguna persona, esa persona tendrá que dejar el escaño".

En declaraciones a los periodistas antes de participar en un acto público en Baza (Granada), Díaz ha dicho que no se ha movido "ni un milímetro" de lo que piensa: "Lo digo con claridad, cuando uno está convencido de lo que piensa y lo que dice, la coherencia es lo que prima".

"Cuando el juez hable, hablaré yo. Respeto muchísimo a la justicia, pero no me muevo un milímetro", ha señalado pese a las reiteradas preguntas de los medios de comunicación sobre esa citación.

Consulta aquí más noticias de Granada.