El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha reiterado este martes el rechazo del Gobierno central a la subasta de medicamentos andaluza, contra la que ya ha presentado dos recursos en el Tribunal Constitucional y otro en un tribunal sevillano, y ha recalcado que la medida atenta contra el principio de equidad y produce un riesgo de desabastecimiento y que el poco beneficio económico que puede producir "nunca es para el paciente"

En respuesta a una interpelación de la senadora andaluza Fuensanta Coves, Alonso ha dicho que ese desabastecimiento no ha llegado a producirse porque al final tienen que ser otras empresas las que suplan la "falta de capacidad" de las adjudicatarias para responder a los compromisos asumidos y abastecer a toda la región.

También ha dicho Alonso que la subasta da el monopolio de un principio activo a una empresa por "márgenes muy pequeños" que, además, "no benefician a los ciudadanos" ya que esas bajadas "se las queda la Junta" pero "nunca son para el paciente". En ese sentido, ha expuesto que cuando el mecanismo que tiene el Estado de compra centralizada permite una bajada del precio ese beneficio es "para todos, incluido el usuario".

Además, el titular de Sanidad ha reprochado al PSOE y al Gobierno andaluz que muchas de las nuevas empresas que han entrado en la adjudicación de la subasta sean compañías que fabrican en India, Bangladesh o Eslovenia. "No fabricaban aquí, ni crean puestos de trabajo en España, ni contribuyen al PIB, ni garantizaban el abastecimiento", ha mantenido.

Pide replantearse la medida

A la vista de ese balance, el ministro cree que la Junta debería "replantearse" la subasta y ha añadido que "no es bueno" que Andalucía "vaya por libre" en lugar de actuar "coordinadamente" junto con las otras regiones y con el Estado. "Más allá de reproches o consideraciones sobre el sistema, quisiera que emprendiéramos un camino de cooperación" y "me parece de soberbia que Andalucía crea que solo ella tiene razón y todos los demás estamos equivocados", ha mantenido.

Así, el ministro ha pedido a la Junta una "reflexión" y que "evalúe de verdad las consecuencias prácticas" y ha señalado que, mientras no "convenzan a los farmacéuticos de que el sistema es mejor", el Gobierno del PP mantendrá los recursos interpuestos, esperará los pronunciamientos del Tribunal Constitucional y tratará de defender que los andaluces "tengan acceso a los mismos derechos y las mismas condiciones que el resto de los españoles".

Alonso ha concluido afirmando que en la gestión del Gobierno andaluz la sanidad pública "no ha sido su fuerte" y ha confiado en que las elecciones autonómicas del próximo 22 de marzo tengan como consecuencia que realmente se dé una "priorización hacia la Sanidad pública".

"no recorta prestaciones"

Por su parte, Coves ha defendido la medida rechazando los argumentos del PP sobre que la misma rompe la unidad de mercado o provoca desabastecimiento y ha incidido que los medicamentos que participan en la subasta son controlados, como todos, por la Agencia Española del Medicamento.

Coves ha mantenido que la medida "no recorta prestaciones" sino que "rebaja un poco el margen de beneficios de los laboratorios" y ha señalado que ese margen que obtiene la Junta se destina a las farmacias rurales o al sostenimiento del sistema público de salud.

A su juicio, el PP y el Gobierno central "no perdonan a Andalucía" que demuestre que "una sanidad pública y gratuita es posible" y, en ese sentido, ha apuntado a los recursos interpuestos por el Ejecutivo ante los tribunales pero también cómo éstos han levantado la suspensión cautelar de la medida en virtud de afirmaciones como que "los intereses particulares de las farmacéuticas y los laboratorios no pueden prevalecer sobre el interés general de reducir el gasto farmacéutico".

"rozan la extorsión"

Además, Coves ha afeado que el "ataque del Gobierno" a la subasta "no haya sido únicamente en el plano legal" sino que se hayan usado "todos los resortes rozando incluso la extorsión", en alusión a las "amenazas" del Ejecutivo sobre aperturas de expedientes. Así, ha dicho no "comprender" la actitud del Ejecutivo con una medida que "no recorta prestaciones". "Ustedes lo han intentado todo, deben tener razones muy poderosas", ha expuesto.

Por último, la senadora se ha preguntado ¿por qué si en los hospitales se hace subasta de medicamentos, no la puede hacer una comunidad autónoma? Y, a renglón seguido, ha mantenido que el rechazo 'popular' no es más que "una razón política, un problema del PP contra el PSOE".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.