Cuatro jóvenes de entre 19 y 20 años han sido detenidos acusados de trato degradante y vejatorio a un menor de edad.

Los detenidos grabaron un vídeo con las vejaciones a las que sometieron a un amigo, un chico de 16 años, que estaba borracho.

Ellos mismos lo grabaron y lo colgaron en internet. Se reían mientras lo grababan.

Además le dieron patadas, le hicieron dar vueltas para que cayera al suelo y le bajaron los pantalones. Su familia vio el video en Internet y decidió poner una denuncia.