'El francotirador'
Bradley Cooper protagoniza la última película de Clint Eastwood, El francotirador, que llega a los cines el 20 de febrero. GTRES

El francotirador (American Sniper) de Clint Eastwood ha sido duramente criticada por el líder del Supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, que ve en la cinta protagonizada por Bradley Cooper una forma de alentar nuevos ataques contra los musulmanes.

En Bagdag la proyección de la película ha llegado a estar vetada

"La película anima a un joven cristiano o no musulmán a acosar y ofender a los musulmanes", ha asegurado el ayatolá Ali Jamenei en el diario estatal IRAN Farsi. Sin embargo, según apunta el propio periódico y recoge el portal Deadline, el líder iraní había dicho hace tres semanas en el Parlamento que no había visto la película que protagoniza Bradley Cooper.

Estas informaciones también señalan que no se sabe por qué sus comentarios se han hecho públicos en este momento. La película relata la vida real de Chris Kyle, el francotirador más letal de los Estados Unidos. Desde el día de su estreno, el 25 de diciembre de 2014, esta película ha acumulado 300 millones de dólares en taquilla.

Y lejos de lo que pueda parecer, también ha sido un éxito comercial en el mundo árabe donde unos 300.000 espectadores han ido al cine desde su estreno el 22 de enero. En Irak, lugar en el que se desarrolla gran parte de la película, se han vendido unas 7.000 entradas. Para algunos, esto significa que dentro del país hay grandes divisiones políticas. En Bagdad, sin embargo, su proyección ha llegado a estar vetada.

Envuelta en polémica

Michelle Obama fue uno de los rostros conocidos que decidió sumarse a la polémica que ha suscitado El Francotirador. El primero en poner el foco sobre la misma fue el cineasta Michael Moore (Stupid White Men) que sentenció en Twitter que "los francotiradores no son héroes". Además, lamentó que Clint Eastwood confundiera la guerra de Vietnam con la de Irak porque en la cinta los soldados estadounidenses se refieren a los iraquíes erróneamente como "salvajes".

Seth Rogen, protagonista y director de la controvertida The Interview, recogió el testigo y afirmó que la película le había recordado a una escena de Malditos bastardos (Quentin Tarantino) en la que se proyecta una película de propaganda nazi. Pocos días después entró en liza la siempre incendiaria Sarah Palin. La ex gobernadora de Alaska les respondió ensalzando la película y a los militares estadounidenses.

"Izquierdistas de Hollywood: Mientras acariciáis trofeos de plástico brillante que os intercambiáis los unos con los otros escupís en las tumbas de los combatientes por la libertad que os permiten hacer lo que hacéis, sólo quiero recordaros que el resto de América sabe que no serviríais ni para limpiarle sus botas de combate a Chris Kyle", escribió Palin en su muro de Facebook.

Por su parte, Eastwood ha alegado que sus películas son "la declaración más fuerte contra la guerra" porque exhiben las consecuencias que tiene para un soldado y su familia y el trastorno postraumático que conlleva. Una opinión que Michelle Obama parece compartir.