Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Burgos a tres jóvenes con iniciales J.D.G.F, J.G.T. y D.G.S, de 24, 23 y 24 años, respectivamente, por la presunta simulación del robo de dos asientos delanteros de un automóvil de rally valorados en 8.000 euros, según informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Las indagaciones llevadas a cabo permitieron concluir que los hechos no habían sucedido como se había denunciado. Tras contactar con el dueño para ampliar datos, enseguida se detectaron numerosas contradicciones.

Finalmente, el propietario reconoció que había simulado el robo para cobrar del seguro. Al parecer, se puso de acuerdo con un amigo para vender los asientos y consintió que éste los desmontara para ponerlos a la venta.

El amigo se los entregó a una tercera persona, que los guardó en un trastero, a sabiendas de lo que se proponían.

Consulta aquí más noticias de Burgos.