El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba acaba de incorporar una nueva sala de hemodinámica, pasando así a disponer de cuatro laboratorios para la realización de cateterismos. Este equipo incorpora la más alta tecnología disponible en el mercado y de ella se benefician ya los enfermos con patología coronaria que se someten a este tipo de intervenciones.

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Isabel Baena, ha visitado la nueva sala del complejo sanitario cordobés, que figura entre los hospitales del país con más experiencia y mejor dotados para el abordaje de patologías cardiacas por cateterismo. Los cardiólogos de este centro, según ha recordado, son pioneros en el desarrollo y la incorporación de numerosos procedimientos complejos incluidos dentro de la cardiología intervencionista.

Por su parte, el responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Cardiología, José Suárez de Lezo, ha destacado de la nueva sala de hemodinámica que uno de sus principales puntos fuertes es "la nitidez que proporciona en la visión radiológica, que facilita y mejora la atención de los pacientes coronarios", ya que "una visión clara para la intervención es fundamental".

El especialista ha indicado que en las instalaciones recién estrenadas se van a desarrollar, fundamentalmente, cateterismos a pacientes con patología coronaria, es decir, "que han sufrido un infarto de miocardio o situaciones propensas que lo puedan desarrollar, como angina inestable o de esfuerzo". Desde su entrada en funcionamiento, hace un mes, se han llevado en esta nueva sala pruebas de intervencionismo cardiaco a una media de tres pacientes cada día.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.