La Diputación de Valladolid destinará los remanentes de Tesorería para gastos generales al mantenimiento y conservación de las carreteras de la provincia aunque aún se desconoce el montante total ya que se está finalizando la liquidación del presupuesto de 2014, según han informado fuentes de la institución provincial.

No obstante, todo apunta a que, de nuevo, se producirá un Remanente de Tesorería para Gastos Generales no comprometido, ya que se ha mantenido la línea de "racionalización del gasto de los últimos años".

Esta racionalización ha supuesto una eficacia en la gestión que posibilitará al equipo de gobierno que preside Jesús Julio Carnero, utilizar los remanentes de tesorería, ya que la Diputación cumple con todos los requisitos que marca la ley de control de la deuda en el sector público.

Estos requisitos son no superar los límites que fija la legislación reguladora de Haciendas Locales en materia de autorización de operaciones de endeudamiento, cumplir con el periodo medio de pago a los proveedores, no superando el plazo máximo de pago previsto en la normativa sobre morosidad, y simultáneamente tener superávit y remanente positivo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.