La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha explicado que el objetivo de la evaluación que tendrán que realizar los alumnos de tercero de Primaria con motivo de la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), busca "ayudar a la detección precoz de problemas" en una edad escolar temprana y "apoyar a aquellos que se encuentren rezagados".

Así lo ha comentado Gomendio, tras visitar el colegio de educación Infantil y Primaria 'Cesáreo Alierta' de Zaragoza, donde se está llevando a cabo este martes una prueba piloto, que se efectuará de forma oficial en el mes de mayo en centros de toda España.

Ha estado acompañada por la consejera de Educación de la Comunidad, Dolores Serrat, el director General de Política Educativa del Gobierno autonómico, Manuel Magdaleno, y el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Montserrat Gomendio ha subrayado que "el objetivo principal de la prueba es ayudar a la detención precoz de problemas y apoyar a aquellos alumnos que se encuentren rezagados en competencias tan básicas como la comprensión lectora, la comunicación oral y las reglas básicas de cálculo. Se les quiere prestar apoyo para no dificultar el aprendizaje en cursos siguientes", ha asegurado.

"He venido para ver cómo se esta desarrollando la prueba piloto, para detectar si el nivel de exigencia y el tipo de preguntas son las adecuadas y, en el caso de detectar errores, poder hacer modificaciones de cara al examen real que tendrá lugar en mayo de este año", ha argumentado la secretaría de Estado en el Colegio 'Cesáreo Alierta', situado en la zona de la Romareda.

"La impresión que me llevo es que los niños están contentos con el nivel de exigencia de la prueba, la mayoría de la clase piensa que es fácil", ha manifestado Gomendio, al tiempo que ha destacado que los escolares le han asegurado no sentir estrés con esta experiencia.

Un total de 1.160 niños de colegios de Ceuta, Melilla, Aragón, Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia, La Rioja, además de dos centros situados en el extranjero dependientes del Ministerio de Educación están haciendo la prueba estos días.

En la Comunidad autónoma aragonesa, los alumnos seleccionados para hacerla han sido los del CEIP 'Cesáreo Alierta' y los del Colegio 'Agustín Gericó' de Zaragoza.

La prueba, dividida en dos partes de 45 minutos, contempla un apartado sobre preguntas de Matemáticas y otro sobre cuestiones relacionadas con Lengua. En él, se evalúa la comprensión oral y escrita, el cálculo y la resolución de problemas del alumno.

En aragón,

La primera semana de mayo

Esta evaluación, que es una de las novedades de la LOMCE, es competencia de las Comunidades autónomas, que han participado en la elaboración del marco común de la misma. Será decisión de las propias autonomías el establecer el calendario de realización. En el caso de Aragón, se podría celebrar durante la primera semana de mayo, según ha apuntado el director general de Política Educativa, Manuel Magdaleno.

Después de su corrección, cada centro dará los resultados a los padres de los alumnos. En este sentido, Montserrat Gomendio ha señalado que "la LOMCE no obliga a hacer públicos los resultados de esta prueba, lo que sí se obliga es a facilitar la información a los padres ya que entendemos que es un derecho fundamental que tienen para saber la situación de su hijos".

"La LOMCE contempla programas de mejora y aprendizaje de los alumnos que lo necesiten", ha explicado Gomendio, quien también ha destacado que desde el Ministerio de Educación "vamos a destinar 22 millones de euros en becas para que egresados universitarios con buen rendimiento puedan participar como personal de apoyo a profesores de Primaria".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.