El portavoz socialista y candidato a alcalde por Bilbao, Txema Oleaga , anunció hoy que su programa electoral incluye la creación de una Concejalía de Distrito y que su intención es duplicar el dinero destinado a los barrios y llegar a los tres millones anuales para cada consejo de Distrito, "cuyo destino será priorizado por los propios vecinos en las reuniones del Pleno".

Oleaga, que participó hoy en un acto electoral en Artxanda, afirmó que lo que se proponen los socialistas es poner en marcha un nuevo modelo de ciudad "con muchos centros" de manera que en cada barrio los ciudadanos "puedan vivir, trabajar y divertirse". "A diferencia de lo que algunos otros candidatos vienen anunciando y llaman poner en marcha la segunda transformación de Bilbao, mi objetivo es terminar con la primera transformación que aún no ha llegado a muchos rincones de nuestra ciudad", aseguró.

Para ello, su pretensión es abrir un proceso de debate con los diferentes sectores de los 39 barrios de la ciudad en los primeros seis meses del mandato, en el que se defina cuáles son las necesidades y las actuaciones "más urgentes" de cada uno de ellos.

Mi objetivo es terminar con la primera transformación que aún no ha llegado a muchos rincones de nuestra ciudad

El candidato a alcalde afirmó que en ese proceso, además de abordar "las tradicionales obras pequeñas", servirá para dar forma al Plan de barrios municipal de Bilbao, en el que tendrán cabida otro tipo de actuaciones de carácter social, cultural, de integración, de convivencia, seguridad, transporte, aparcamientos, accesibilidad o vivienda.

Oleaga afirmó que su intención es "poner al día" todos los barrios de la ciudad, para lo cual su intención es duplicar el presupuesto anual de cada Consejo de Distrito. "Frente a la propuesta continuista del candidato del Partido Nacionalista Vasco de destinar 1.500.000 euros, destinaremos 3.000.000 de euros anuales de cada Consejo", aseguró.

Pretenden también crear la figura del Concejal de Distrito que mantendrá el "contacto permanente" entre los colectivos y asociaciones de cada barrio con sus representantes políticos. Su intención es dar "mayor capacidad de decisión a los Consejos de Distrito" en materias que ahora no son de su competencia como transporte, cultura, seguridad ciudadana, servicios sociales o educación.

Los socialistas proponen también poner en marcha planes integrales de rehabilitación social o urbanística en todos aquellos barrios en los que sea preciso iniciar "una intervención profunda". "Creo -concluyó- que Bilbao necesita un esfuerzo mayor para lograr la cohesión social y territorial en la ciudad y ésa será la primera tarea que emprenda como alcalde"