El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha apostado este martes por introducir mejoras en los edificios judiciales ya existentes en Sevilla mientras se proyecta la futura Ciudad de la Justicia, sobre la que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía no se ponen de acuerdo en cuanto a su ubicación.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras informar al delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Cristóbal Martínez, sobre el voto accesible en Braille para facilitar la participación de las personas con discapacidad visual en las elecciones del 22 de marzo, De Llera ha defendido que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "no hizo ayer ninguna crítica de la Ciudad de la Justicia".

"Es verdad que todas las administraciones estamos pasando una temporada muy difícil económica y financieramente, no sólo las administraciones sino también las empresas privadas y los ciudadanos", y por eso desde la Junta "lo que estamos haciendo es mejorar las condiciones de los edificios con los que contamos".

Según el consejero, "si ahora mismo se comenzase a construir la Ciudad de la Justicia, se tardaría cinco o seis años en tenerla en funcionamiento, y tampoco podemos permitir que durante ese tiempo las sedes con que contamos estén en las peores condiciones", sino que "tendremos que tratar de mejorarlas, y eso es lo que estamos haciendo en el Prado de San Sebastián y también en muchos otros edificios judiciales de Andalucía".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.