El Ayuntamiento de Huesca enviará, en los próximos días, un informe al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicando los motivos por los que el cuartel Sancho Ramírez debe seguir abierto en la capital altoaragonesa. Es una decisión que ha tomado el gobierno municipal del PP ante la negativa del Ministerio de Defensa a plantear el mantenimiento de la instalación.

La alcaldesa de Huesca, Ana Alós, ha asegurado que no están parados sino que tanto el consistorio como el Ejecutivo de Aragón continúan dando pasos políticos en defensa del cuartel. La acción más inmediata será remitir a Presidencia del Gobierno de España un informe con datos que demuestren el importante papel económico y social que tiene el acuartelamiento en la ciudad.

En declaraciones a los medios de comunicación, Alós ha indicado que "estamos recopilando datos que nos avalen. No queremos que solo sea una carta de queja, sino una carta que justifique por qué la ciudad se está movilizando y qué afecciones económicas, a nivel de población, de escolarización y otras, puede suponer para la ciudad perder 250 efectivos".

Acciones políticas que se suman a las ciudadanas. En este sentido, la alcaldesa ha defendido el trabajo de la Plataforma de Afectados por el Cierre del Cuartel Sancho Ramírez que ha conseguido aunar a toda la ciudad en su lucha. Alós respeta la decisión de la asociación de vecinos del barrio del Perpetuo Socorro de no adherirse a la causa y ha considerado que no afectará, ya que su postura no está en contra del cuartel.

Alós ha recordado de nuevo que los rumores del posible cierre del cuartel comenzaron hace muchos meses, pero en ningún momento, ni siquiera ahora, tienen una comunicación oficial del Ministerio con su firme decisión de cierre, algo que continúa ocasionando malestar en los ejecutivos autonómico y local, ha subrayado.

Si se cierra definitivamente el cuartel, la alcaldesa ha insistido en que el Ayuntamiento no permitirá la recalificación del suelo para construir viviendas en ese espacio.

Consulta aquí más noticias de Huesca.