El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha anunciado este martes que el Ayuntamiento ejecutará el aglomerado de dos tramos, de alrededor de un kilómetro de longitud cada uno, de las avenidas de Los Castros y de Reina Victoria, con una inversión cercana a los 500.000 euros.

De la Serna ha explicado que los servicios municipales de Vialidad están elaborando ambos proyectos, que se prevén aprobar en este mes de febrero por parte de la Junta de Gobierno Local, con la vista puesta en que las obras puedan empezar antes del verano.

En concreto, en la Avenida de los Castros se llevará a cabo el asfaltado de la calzada en un tramo de 1.020 metros de longitud y 14.000 metros cuadrados de superficie, comprendido entre la glorieta situada en el cruce con la calle Torremar y la rotonda de Camilo Alonso Vega, con un presupuesto aproximado de 250.000 euros.

Asimismo, el Ayuntamiento invertirá cerca de otros 250.000 euros en el aglomerado de la Avenida de la Reina Victoria, desde la curva de La Magdalena hasta los Jardines de Piquío, en ambos sentidos de circulación, con una longitud de un kilómetro y una superficie de 12.000 metros cuadrados.

En los dos casos, los trabajos consistirán en el fresado del pavimento en las zonas deterioradas del mismo, la reparación de blandones, el reperfilado y refuerzo del firme, la nivelación de tapas de arquetas, el cruce de servicios, la extensión de una capa de rodadura de cinco centímetros y la señalización horizontal, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

"Continuamos así renovando el pavimento asfáltico de algunos de los viales de la ciudad por los que más vehículos circulan a diario, mejorándolos y haciendo que la circulación sea más cómoda y segura para quienes se desplazan por ellos", ha remarcado De la Serna.

En este sentido, ha recordado que recientemente se han acometido los trabajos de aglomerado de la calle San Fernando y que, a día de hoy, se están ejecutando los de la Avenida General Dávila, mientras que está previsto que, a lo largo de la primavera, se lleve a cabo el asfaltado de la calle Antonio López, desde el túnel del Centro Botín hasta el inicio de Castilla-Hermida.

Asimismo, el Ayuntamiento tiene previsto invertir 264.000 euros en la mejora de los viales de la plaza de Manuel Llano y las calles Luis Vicente Velasco y Cardenal Herrera Oria, en Cazoña; y cerca de un millón de euros en el proyecto de mejora de viales en Cueto, San Román, Monte y Peñacastillo, que incluirá más de una treintena de actuaciones, consensuadas todas ellas con las asociaciones de vecinos de los cuatro barrios de la ciudad.

También han empezado ya las obras para construir una rotonda en el cruce entre las calles Ortega y Gasset y Ricardo López de Aranda, en el sector 3, con un presupuesto cercano a los 150.000 euros y que cumplen con una demanda de los vecinos y comerciantes del barrio, que plantearon la conveniencia de dotar a esta intersección de una glorieta, con el fin de facilitar los cambios de sentido, especialmente el giro a la izquierda de los vehículos procedentes de la N-623, y la movilidad en la zona.

"Los barrios de Santander son un punto de atención constante por parte del equipo de gobierno municipal y favorecer la movilidad y la seguridad en el tráfico es una de las líneas de acción que estamos reforzando a través de esta serie de proyectos que estamos poniendo en marcha", ha subrayado el regidor.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.