La consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha señalado este martes que los alumnos que no vayan a clase en la huelga educativa convocada para los días 25 y 26 contra el decreto que modifica los títulos de grado tendrán una falta "como un día cualquiera". "Tiene que justificarse el motivo por el que no han asistido al centro educativo", ha indicado.

María José Català se ha pronunciado en estos términos al ser preguntada por los medios de comunicación por esta cuestión, tras presentar la exposición 'Espacialismo Cromático. V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús'.

Inquirida sobre cómo queda establecido la normativa de la Conselleria de Educación tras la sentencia del Tribunal Supremo que avala que los alumnos de entre 12 y 16 años puedan hacer huelga sin autorización paterna, la consellera ha explicado que "el derecho del que gozan los alumnos a, de alguna manera, manifestar su disconformidad, en algún momento, es un derecho recogido y regulado en la normativa básica educativa".

Asimismo, ha indicado que, tras el fallo del Tribunal Supremo "lo que no podemos hacer, lo que no se nos autoriza a la Conselleria es a pedir el permiso paterno para poder realizar esa manifestación". No obstante, ha señalado que lo que sí ha hecho es "clarificar las condiciones en las que se puede hacer uso de ese derecho de manifestación en los centros educativos valencianos".

Seguridad de los alumnos

En primer lugar, ha destacado, "velando por la seguridad de todos nuestros alumnos". Al respecto, ha señalado que queda "bien claro y recogido" que los alumnos "no pueden abandonar el centro una vez entran al mismo", de modo que "en el caso de no acceder al centro se consideraría una falta habitual como cuando un alumno no asiste al horario lectivo, pero una vez estén dentro no pueden abandonar el centro, por tanto podemos asegurar así la seguridad de todos los alumnos".

Sin embargo, María José Català también ha comentado que si anteriormente "en un plazo determinado" un grupo de alumnos lo advierte a la dirección del centro su intención de manifestarse, "sí podrán abandonar la clase, el horario lectivo y dentro del mismo centro celebrar esa reunión o manifestación que pretendan celebrar sin que ello signifique una falta por haber abandonado la clase de alguna manera".

La consellera ha insistido en que su departamento ha pretendido con la nueva normativa "clarificar a la dirección de los centros las condiciones en las cuales el alumnado puede realizar ese derecho de reunión o de manifestación".

Además, ha destacad que, en segundo lugar, también han buscado "clarificar también a las familias valencianas que velamos por la seguridad de nuestros alumnos dado que no podrán abandonar el centro educativo". "Y en tercer lugar, regular el procedimiento por el cual se comunica a la dirección del centro, que al mismo tiempo comunicará a los padres, que se va a producir esa reunión o manifestación de los alumnos", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.