Los secretarios generales de UGT y CC.OO. en Aragón, Daniel Alastuey y Julián Buey, respectivamente, han realizado un llamamiento a los ciudadanos para que participen este miércoles, 18 de febrero, en las movilizaciones convocadas por la Confederación Sindical Internacional en defensa de las libertades y del derecho de huelga.

En Aragón, los actos de esta jornada de acción mundial se desarrollarán este miércoles a las 19.00 horas con una concentración en los Porches de Galicia en Huesca y una manifestación en Zaragoza, que partirá de la Plaza de San Miguel para llegar a la Plaza del Pilar.

En rueda de prensa, Daniel Alastuey ha subrayado que el derecho de huelga es "básico y necesario para que otros derechos de los trabajadores sean efectivos" y ha detallado que ambos sindicatos exigen la derogación del artículo 315.3 del Código Penal que penaliza a quienes coaccionen a otros para iniciar o continuar una huelga, dado que consideran que su aplicación se ha endurecido en los últimos años y, de hecho, ha recordado que 300 sindicalistas han sido encausados por defender los derechos de los trabajadores en huelgas y actos de protesta.

A pesar de la situación de crisis económica y del "incremento del rechazo social a las medidas que se imponen", la respuesta de los ciudadanos en las movilizaciones "no ha podido ser más democrática". Sin embargo, "el Gobierno endurece el Código Penal" y promueve la Ley de Seguridad Ciudadana, intentando "restringir los derechos de los trabajadores y extender el miedo, atemorizando a la población" con penas de cárcel o multas económicas, ha aseverado Alastuey.

Por ello, ha realizado "un llamamiento a toda la ciudadanía, porque esto no es un problema ajeno, sino que puede afectarnos y mucho en el futuro". En su opinión, "el sistema democrático está en peligro y su defensa les pertenece a ellos", al conjunto de los ciudadanos.

Julián Buey ha insistido en que en España el derecho de huelga no ha conllevado movilizaciones violentas, "ni el colapso de la sociedad", "se ha ejercido bien" y, por este motivo, "choca las medidas que plantea el Gobierno en España" o que piden las empresas en la Organización Internacional del Trabajo para restringir este derecho.

"libertades básicas e imprescindibles"

El secretario general de CC.OO.-Aragón ha coincidido en señalar que durante años el artículo 315.3 del Código Penal, aprobado en 1976, "no se ha aplicado", pero ahora "por la respuesta social a las políticas del gobierno, desde Fiscalía se ejerce presión para aplicarlo".

Así, las movilizaciones de este miércoles no se convocan "en solidaridad con los sindicalistas", sino que se trata de "defender libertades básicas e imprescindibles para que la sociedad sea democrática", ha afirmado Buey.

Daniel Alastuey ha advertido de que este "ataque" a los derechos y libertades surge "con el actual gobierno" y ha observado que "los fiscales no se si actúan a instancias gubernamentales o motu proprio, pero su actitud ha cambiado y se ha endurecido" al tratar estos casos.

Asimismo, Julián Buey ha manifestado que el 50 por ciento de la población activa dispone de un empleo "más o menos estable" y el otro 50 por ciento está en el paro o rotando con contratos "en precario", algo que ya "produce miedo y supone un elemento coactivo para ejercer sus derechos". "Si se atenta contra el derecho de huelga y la libertad en mayúscula estamos abocados a una vuelta al pasado", ha sentenciado.

Incremento de los salarios

En otro orden de cosas, Daniel Alastuey ha recordado que sindicatos y empresarios están intentando alcanzar un acuerdo sobre la subida salarial en el marco de la negociación colectiva, para indicar que solicitan un incremento del 1,5 por ciento en 2015, aunque "las empresas partían de subidas más bajas, pero hay que ir a incrementos que superen el 1 por ciento", ha estimado.

Ha remarcado que para la recuperación de la economía y el consumo es "fundamental" aumentar los salarios y ha insistido en que "creemos que tiene que tener una subida importante por encima del 1 por ciento y tendiendo al 1,5". Asimismo, ha observado que también debe aumentar el poder adquisitivo de los jubilados y de los empleados públicos.

Por su parte, Julián Buey ha sostenido que "o se incrementan los salarios en el sector privado y público o la economía no tirará". El secretario general de CC.OO.-Aragón ha mencionado también la brecha salarial entre hombres y mujeres para solicitar servicios que permitan la incorporación plena de la mujer al mercado laboral.

Además, Buey ha hecho autocrítica al sostener que "los sindicatos tenemos que ser más incisivos en los planes de igualdad en los convenios colectivos", para que contemplen acciones "más efectivas".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.