Al menos 20 personas murieron hoy y otras 30 resultaron heridas cuando un suicida detonó un cinturón cargado de explosivos en la ciudad de Mandali, en el este del país, informaron fuentes policiales.

Algunos heridos están muy graves, por lo que no se descartan nuevas víctimas

La explosión tuvo lugar cerca de un conocido restaurante de esta ciudad de la provincia de Diyala, próxima a la frontera con Irán, y algunos de los heridos se encuentran en estado muy grave por lo que no se descarta que la cifra de muertos aumente, añadieron las fuentes.

Hace apenas dos semanas, siete niños, alumnos de una escuela pública en la misma ciudad, murieron como resultado de un bombardeo, aparentemente por error, de un helicóptero estadounidense.

En otro incidente hoy, dos personas fallecieron y nueve resultaron heridas por el estallido de un coche-bomba en la zona de Al Yabla, 45 kilómetros al norte de Hila, 100 kilómetros al sur de Bagdad, informaron las fuentes.

Los heridos, algunos de los cuales están graves, han sido traslados al hospital general de Hila, capital de la provincia de Babel.

Las fuentes no descartaron que la cifra de víctimas causadas por ese ataque también pueda aumentar.

Ayer, al menos 25 personas murieron y 60 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Amel, de mayoría chií, en el sur de Bagdad, informaron fuentes policiales iraquíes.

Siete soldados muertos 

Siete soldados estadounidenses han muerto y otros dos han sido heridos en cuatro ataques en diferentes puntos de Irak, la mayoría de ellos por artefactos explosivos colocados en las carreteras, informó hoy el mando militar de EEUU.

Han muerto diez soldados estadounidenses en un día
Estas muertes elevan a diez el número de bajas estadounidenses anunciadas en las últimas horas, entre las que figura el supuesto cadáver de unos de los tres soldados desaparecidos hace diez días en el sur de Bagdad.