La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha insistido este martes es que el Gobierno valenciano abogará por la no renovación de la concesión de la AP-7 y, según ha dicho, el Ministerio de Fomento "está trabajando en esa postura".

Bonig ha realizado estas declaraciones durante su visita a la UJI de Castellón para inaugurar las primeras jornadas 'Castelló Renova't' sobre rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética en la edificación, organizadas por la fundación fe para la eficiencia energética y el Colegio Territorial de Arquitectos, al ser preguntada por la finalización de las bonificación para los camioneros que utilizan la autopista.

Al respecto, ha asegurado que "el gobierno del PP siempre ha defendido la no renovación de la concesión de la AP-7, que acaba el 21 de diciembre de 2019, y entendíamos que las bonificaciones son buenas porque han servido para descongestionar el tráfico en la N-340 y en otras zonas de la N-232, pero vamos a abogar por la no renovación de la concensión y sabemos que el Ministerio está trabajando en esa postura".

Según ha dicho Bonig, "somos favorables a la no renovación porque ese eje mediterraneo vertebrador viario sería fundamental para descongestionar las carretearas nacionales y también nos ahorraríamos mucho en proyectos de desdoblamiento porque sólo habría que hacer algunas actuaciones puntuales".

La consellera ha recordado que en La Safor (Valencia), el 17 de enero de este año ha salido a información pública el estudio del planeamiento del acceso sur de Oliva a la AP-7, "que evitaría que todo el tráfico que viene de Denia tuviese que atravesar toda la N-332 por dentro de Oliva, obras que costará casi 29 millones de euros".

Consulta aquí más noticias de Castellón.