Desaparecido
Fotografía de Richard difundida por sus familiares 20MINUTOS

Los padres de Richard Ángel aún conservan la esperanza. "Es lo último que se pierde", dice el padre del menor a 20minutos. "Ya han pasado 16 días, pero esperamos que todo fuera porque no quería regresar a casa tras la pelea, por si había quedado marcado", asegura.

La desaparición de Richard Ángel (17 años) o 'Richi', como le llamaban los amigos, es uno de los casos más complicados a los que se ha tenido que enfrentar la Policía en los últimos meses. Lleva desde el 31 de enero desaparecido y, de momento, no hay ni rastro de él. Solo se ha encontrado un DNI en el último lugar donde se le vio, a la salida de la discoteca Decano, en Alcalá de Henares.

"Él tenía mi permiso para salir. Solo le diría que vuelva a casa, que le estamos esperando", ha afirmado el padre de Richard. Tanto él como su madre llevan todos estos días buscando a su hijo sin éxito. La pareja está separada, pero llevaban una relación cordial.

Él tenía permiso para salir. Solo le diría que vuelva a casa, que le estamos esperandoNada más notificarse la desaparición, la Policía emprendió una búsqueda exhaustiva por el río Henares (al lado de la discoteca donde se perdió el rastro de Richard), así como en los montes y caminos cercanos. No se hallaron pistas, por lo que este lunes los agentes llamaron a declarar a los amigos que le acompañaban esa noche y al padre del menor. Habían encontrado algunas contradicciones en los relatos de los hechos: "La Policía no nos dice mucho más. Parece que hubo una pelea. No tuvo que ser mucho, porque salió por su propio pie y luego nadie le vio más. Nos ha llamado gente de Atocha (Madrid), de Soria... pero todo son pistas falsas", prosigue el padre de Richard.

El día de su desaparición, Richard llevaba un plumas azul, pantalones vaqueros, zapatillas deportivas, sendos pendientes negros en las orejas y un piercing en la boca. En un principio se difundió que el menor salío muy mal parado tras pelearse en la discoteca después de que el joven chocara con una chica y ésta llamara a su novio y a su pandilla, pero los testigos aseguran que todo quedó en unos pocos empujones.

Contradicciones en los testigos

Entonces es cuando empiezan la mayor parte de las contradicciones: Algunos dicen que, después de que sus amigos le sacaran de la pelea, Richard se fue en dirección al río, mientras que otros  aseguran que se marchó en sentido contrario. El menor no iba sangrando ni en mal estado, pero sí había bebido.

Según fuentes policiales, los agentes empiezan a pensar que la desaparción de Richard no tuvo que ver con esta pelea o con alguna agresión, sino más bien con algún tipo de accidente u otras circunstancias personales. Aunque la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, manifestó hace unos días que la Policía mantiene abiertas "todas las hipótesis" y ya ha comenzado a a buscar en el barrio de al lado de la discoteca, así como en cámaras de seguridad de la misma y en cajeros automáticos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.