La dirección del PSOE-A no ve "ningún motivo" para que los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que ya han sido citados para declarar en el Tribunal Supremo por el caso de los ERE, dejen sus escaños en el Congreso de los Diputados y el Senado, respectivamente, porque "no se les imputa ningún delito".

En declaraciones a Europa Press, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha recordado que Chaves y Griñán pidieron en su día comparecer voluntariamente ante el Tribunal Supremo y ahora se les llama a declarar, por lo que tendrán la "oportunidad de aclararlo todo y de que se les escuche".

"Siempre hemos dicho que ante casos de imputación de algún delito, cosa que no ha ocurrido en el caso de Chaves y Griñán, entonces de pronunciaría el partido", según ha sentenciado Juan Cornejo, quien ha apuntado que será el juez el que diga, tras haber tomado declaración a los expresidentes, si se les imputa o no algún cargo.

Si se produjera esa imputación de delito, según ha insistido el dirigente del PSOE-A, entonces se pronunciará el partido en relación con "todo", como la posibilidad de que tuvieran que abandonar sus escaños en las cámaras en las que están en este momento.

Cornejo ha recordado las declaraciones que ha hecho en varias ocasiones la secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, relativas a que cualquier socialista con imputación de delito tendrá que dejar su escaño en la cámara en la que esté, y ha recalcado que en este caso "no hay imputación de delito".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.