La Diputación Provincial de Zamora ha decidido incrementar en 100.000 euros, hasta alcanzar una cuantía total de 230.000 euros, las ayudas de urgente necesidad para familias de la provincia, lo que supone un incremento del 76,9 por ciento respecto al pasado ejercicio económico.

Según han explicado en la Diputación, a través de una nota de prensa, de la partida consignada para el presente año, 70.000 euros se destinan a inversión (pago de hipoteca o compra de enseres básicos), mientras los 160.000 restantes se dedicarán a gastos corrientes como alquiler, pago de medicamentos, luz, calefacción o alimentos.

En el año 2014, alrededor de 200 personas de toda la provincia de Zamora solicitaron estas ayudas: un 6,7 por ciento para compra de enseres de primera necesidad, sobre todo neveras y calefactores; el 13,4 por ciento lo hicieron para pago de hipoteca, un 34 por ciento al pago de alquiler y un 37,2 por ciento aproximadamente para gastos de luz, gas y calefacción, sobre todo en el caso de las demandas que llegaron en los meses de invierno.

El Área de Política Social de la Diputación de Zamora ha puesto de manifiesto que se debe tener en cuenta que algunas familias solicitan la ayuda para varios conceptos y que en algunos casos sirve para pagar varios meses de alquiler, por ejemplo, puesto que hay ayudas que superan los 3.000 euros.

Las Ayudas de Urgente Necesidad de la Diputación sólo pueden solicitarse una vez y son compatibles con cualquier otra ayuda de otra Administración Pública.

El plazo se amplía a todo el año, por lo que podrán solicitarse en el momento en que la persona lo necesite, y ya no tendrá que esperar a que entren en vigor los presupuestos.

En el caso de que el presupuesto se agotara, la Diputación aumentará la partida presupuestaria para que nadie que lo necesite se quede sin ella.

Consulta aquí más noticias de Zamora.