El secretario regional del PSOE y candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, espera una "reacción inmediata" del PP de Castilla-La Mancha con el gerente del PP de la región, José Ángel Cañas, después de que el Partido Popular haya cesado a la gerente del PP valenciano desde 1995, Cristina Ibáñez.

José Ángel Cañas fue citado a declarar por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz como imputado para interrogarle sobre la presunta recepción de 200.000 euros que habría donado la empresa Sacyr para la campaña electoral autonómica de 2007.

"Espero y deseo que haya una reacción inmediata del Partido Popular de Castilla-La Mancha siendo coherente con la decisión que se ha planteado en Génova respecto de Valencia porque si vale para allá vale para acá", ha sentenciado García-Page en rueda de prensa en Guadalajara.

Así, se ha preguntado "cómo se explica que la dirección nacional del Partido Popular haya cesado a la gerente del PP en Valencia por estar imputada en una causa y, sin embargo Cospedal mantenga erre que erre a quien ha gestionado la campaña electoral, a juicio del juez Ruz, con merecimiento de imputación con dos recibís firmados para Barcenas".

En otro orden de cosas, el candidato socialista ha anunciado que su partido ofrecerá "claramente" todos los datos económicos relacionados con la próxima campaña electoral.

"Vamos a hacer públicos todos los presupuestos de campaña, absolutamente todos, con todos los epígrafes de gastos, que además van a ser muy inferiores a los habituales, y lo vamos a hacer para que pueda haber un control en Internet de los gastos relacionados con la campaña del PSOE", ha explicado.